Hidrología en Suprema Corte . 67491 . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 . . 69518, 519, 520 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . . 70751 . 28 . 29 . 30 . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 . 38 . 39 . 40 . 41 . 42 . 43 . 44 . 45 . 46 . 47 . 48 . . 71368 . 50 . 51 . 52 . 53 . 54 . . 71445 . 55 . 56 . 57 . 58 . 59 . . 71516 . 60 . 61 . 62 . 63 . 64 . 65 . . 71520 . 66 . 67 . 68 . 69 . 70 . . 71521 . 71 . 72 . 73 . 74 . 75 . . 71542 . 76 . 77 . 78 . . 71614 . 79 . 80 . 81 . . 71615 . 82 . 83 . 84 . 85 . 86 . . 71616 . 87 . 88 . 89 . 90 . 91 . . 71617 . 92 . 93 . 94 . 95 . 96 . . 71618 . 97 . 98 . 99 . . 71619 . 100 . 101 . 102 . . 71413 . 103 . 104 . 105 . 106 . 107 . . 71743 . 108 . 109 . 110 . . 71808 . 111 . 112 . 113 . 114 . 115 . . 71848 . 116 . 117 . 118 . 119 . 120 . . 71857 . 121 . 122 . 123 . 124 . 125 . . 71908 . 126 . 127 . 128 . 129 . 130 . 131 . . 71951 . 132 . 133 . 134 . 135 . . 71936 . 136 . 137 . 138 . 139 . 140 . . 72048 . 141 . 142 . 143 . 144 . 145 . . 72049 . 146 . 147 . 148 . 149 . 150 . . 72089 . 151 . 152 . 153 . 154 . 155 . 156 . . 72404 . 157 . 158 . 159 . 160 . . 72405 . 161 . 162 . 163 . 164 . . 72406 . 165 . 166 . 167 . 168 . 169 . . 72512 . 170 . 171 . 172 . 173 . 174 . 175 . 176 . 177 . 178 . 179 . 180 . 181 . 182 . 183 . 184 . 185 . . 72592 . 186 . 187 . 188 . 189 . 190 . . 72832 . 191 . 192 . 193 . 194 . 195 . . 72994 . 196 . 197 . 198 . 199 . 200 . . 73038 . 201 . 202 . 203 . 204 . 205 . . 73114 . 206 . 207 . 208 . 209 . 210 . . 73147 . 211. 212 . 213 . 214 . 215 . . 73406 . 216 . 217 . 218 . 219 , 220 . 45090 CABA . 221 . 222 . 223. 224 . 225 . 226 . 227 . 228. 229 . 230 . . 45232 CABA . 231 . 232 . 233 . 234 . 235 . 236 . 237 . 238 . 239 . 240 . 16191 CABA . 241 . 242 . 243 . 244 .245 . . CCF4817 . 246 . 247 . 248 . 249 . 250 . . CSJN . 251 . 252 . 253 . 254 . 255 . 256 . 257 . 258 . 259 . 260 . 261 . 262 . 262 . 264 . 265 . . 35889 patrimonios rurales 266 . 267 . 268 . 269 . 270 . 271 . 272 . 273 . 274 . 275 . 276 . 277 . 278 . 279 . 280 . . hidrolinea . . código 1 . 2 . . cartadoc fiscalFed . . cartadoc JuzgFed . . Cartadoc Scioli . . Cartadoc Massa . . acceso al habitat . . nuevo paradigma 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . esacasoelagua . . interlocucion 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . . . dragados . . tolosa 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . Ley 25688 . 1 . 2 . . discurso . . Ley particular . . decreto1069 . . ocsa . . dominios públicos . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . index .

 

A las autoridades del Municipio de Pilar

Carta del jardín “Al Maitén”

I . Objeto

Acerco este escrito de antecedentes patrimoniales a las autoridades del Municipio de Pilar y a las de la Legislatura Provincial, como carta de presentación del jardín “Al Maitén”, que asista el consenso que reclama el art 5º, ley 12704, para la declaración de Paisaje Protegido que califique en el ordenamiento territorial y uso del suelo, el destino que unos y otros apreciamos para estos predios.

Francisco Javier de Amorrortu

II . Jardín poético e histórico;

jardín metafísico de Cruz y Luna

Al considerar el sentido y valor de las protecciones, sin condicionamientos que pongan en riesgo la relación con el espíritu que amasó durante siglos el cuidado de este terruño, descubriríamos el aporte adicional que debemos al enriquecimiento de estas leyes que un día trascienden con luz apropiadora los límites de los rigores fiscales y las inclinaciones incontenibles de los instintos gregarios y los mercados.

. .

III . Identidad y Patrimonio

Ambos términos remiten a una región que se mantiene necesariamente oculta.

Ambos términos refieren por sacrificio, de lo inmanente. Ese que calla.

Esa es su ofrenda para así abrirnos al amor vincular, a lo trascendente, al espíritu, al que nos puede cambiar, ventilar, amar, ensoñar, intelegir, alegrar y también hacer llorar.

Es como en el árbol, que en los inviernos viene a adormecer; hasta que el sol de primavera despierta la fotosíntesis fenomenal que lo llena de verdura.

Así como en los árboles, ni raíces ni savias pareciera, si no dañamos algo de sus partes, que éstas existieran. Y aun siendo meollo de fortaleza y elevación, desarrollan en lo más profundo y oculto su tarea.

Así en la condición humana ellos tienen correlato en insistencia, consistencia, subsistencia, persistencia, resistencia y callada asistencia.

Correlatos que nunca aparecen compitiendo con los alientos, las gracias, aires frescos y tantos dones visibles de la existencia, sostenidos en un jardín.

El espíritu que ingresa a Nos a través del vínculo, regala trascendencias. Su opuesto complementario, ese que llamamos patrimonio intangible, es cimiento y savia a secas. La tangiblidad es fruto del feliz apareamiento de vientos junto a cimientos y savias, regalando fecundidad en entidad concreta; obra poética, paisaje con huellas de espíritu.

Un pedazo de suelo puede a sus herederos hacerse sentir como vivencia, cuando de mil formas su esencia oculta se manifiesta a éstos como terruño. Vivencia que no alcanza exterioridad otra que el fundar, como sea, permanencia.

Ésto no constituye experiencia, sino repito, sólo vivencia.

Identidad y Patrimonio, ocultos e intangibles, son en sí mismos, cuerpo oscuro y materia prima de cada cimiento; enriqueciendo en Nos la permanencia, el habitar.

. .

IV . La suscitación del lugar

Acerco esta presentación a la Dirección Provincial de Ordenamiento Urbano y Territorial realizada en 1986, reflejo de viejas prevenciones que entonces así inspiraban mi ingreso a este lugar, al que en obras y cuidados permanecí animado, confiando siempre en el abrazo de su contención.

Días atrás un urbanista expresaba su necesidad de diferenciar "espacio" y "lugar".

Al primero le adjudicaba su condición concreta y física. Al segundo, aunque tantas veces oculto, su condición afectiva, profundamente lúdica, donde trabajar o jugar con el mismo franco ánimo de un niño.

No siempre encontramos el espacio para estos sueños, pero el lugar oculto, el "u-topos", su utopía, ya está presente en ellos.

Algún día puede aparecer el espacio concreto. Y por supuesto lo que se haga en él será pertenencia, no de la razón, más que de los afectos del corazón.

El lugar es así un espacio que la vida misma va preparando, imperceptible. Es por ello, que nos resulta difícil alejarnos de la misma discreción con que la vida actúa.

Más allá de un presumible esbozo de las necesidades preliminares, todo espacio por pequeño que sea, está llamado a llenar con su "humus", los reclamos íntimos que cada uno tiene de un lugar.

Incorporar la expresión "humus", puede no sólo comenzar a llenar desde ahora la desnuda condición de un espacio, sino revelarnos algo del respeto y la humildad, con que ese espacio nos ha esperado hasta descubrirlo. Y el velo de un espacio está años corriéndose, develándose.

Ningún proyecto, por complejo que sea, puede con sus líneas y palabras agotarlo; sólo puede advertirlo, prevenirlo; y desde su estanciada comunión, facilitarnos perspectiva de la acción, que un día nos permitirá, ajustar y ejercitar nuestros instrumentos.

Todavía será necesario integrar nuestra sinceridad; verificar nuestro ánimo para la inversión: en el trabajo; en las viejas y en las nuevas relaciones, a través de las cuales se nos asiste y se nos hace sensibles para entrar en pertenencia, no ya de este "lugar" o aquel "espacio", sino de un "terruño", al que un día sentimos desde siempre nuestro.

Así podemos, respecto del equipamiento común y comunitario darnos a sospechar: si hablamos de un "espacio"; si estamos en un "lugar"; o si sentimos pertenecer a él como "terruño". Y de ahí, de esa sospecha, pueden surgir distintos modos de acción.

Quien habla de un "espacio" comienza a diseñarlo. Quien habla de un "lugar" comienza a suspirar. No sabe aún cuánto esfuerzo le demandará, pero ya descansa, y de alguna forma se comunica con él. Y al estar en aquel "espacio" calificado de un "lugar", ya trabaja e instaura.

Pero quien pertenece a un "terruño" hace todo eso y además, con su sólo comportamiento, espontáneamente "restaura".

. .

Las defensas que a lo largo de estos 33 años hube sostenido por bienes difusos, llámense paisajes construidos, urbanismos, caminos, arroyos, ríos, acuíferos; humectando inspiración en ecología de ecosistemas; conceptualizando fenomenologías de los enlaces termodinámicos de aguas someras, sangrías mayores, presiones urbanas, tributaciones estuariales, motores sedimentarios y viajes a los taludes oceánicos; se han gestado -tras comprenderlos y atesorarlos-, en abismos existenciales contenidos en este marco privilegiado por los que habitaron este antiguo jardín.

. . . . . . . . .

Preservado que fuera por once generaciones de una raíz originaria: la familia “de la Cruz” y sus descendencias, refiriendo de ellas así me expresaba hace una larga década:

¡Cuántas huellas comunes llenas de donación en esta larguísima tradición familiar! Profunda fortuna a lo largo de casi cuatro siglos. Siglos que doblan a los de nuestra propia nación. Y sin duda la fundan.

¿Y cuántas operaciones de compra-venta? Al menos en la estrecha porción de mi parcela, muy pocas. ¡Y cuántas donaciones, cuántas heredades, cuántos usos sostenidos, cuánta memoria atesorada! ¿Dónde está la entidad de este tesoro? ¿Es acaso metálico? ¿Cómo traducirlo en algo concreto, que impida alojarlo en un olvido o en un bolsillo más?

Estos fantasmas aún hoy aportan mucho de su identidad a la nuestra; y bien me parece que nos damos poca cuenta. ¿Alguien se acordará dentro de cien años con afecto de nosotros, por la forma en que vivimos nuestro presente más inmediato? Ellos lo lograron.

V . Yendo al grano existencial

por recibir noticias de revalúos de 300 veces y ofertas de 6000 veces de la base fiscal; ambas igualmente rechazadas.

Situaciones que prueban que este es un lugar algo especial, que sin duda merece protección patrimonial para no confundir unos cuantos valores.

Ver http://www.hidroensc.com.ar/incorte100.html . /incorte101.html . /incorte110.html

 

 

VI . Solicitudes que asisten la permanencia

En esta presentación intento esbozar la subdivisión del dominio en tres o cuatro partes que corresponderían a mis herederos, acordando normas de integración entre ellas: servidumbres de vistas y de caminos internos peatonales que darán vida y compromiso activo a esa relación funcional y jurídica entre las heredades.

En este paisaje construido hay más de 1200 árboles. 250 enormes árboles de más de 150 años que ya figuraban inscriptos en los planos de altimetrías del Ejército de fines del siglo XIX; 200 de unos 60 años; y 500 de 33 años y de alto valor ornamental y 250 de los años que siguieron a estos últimos. Los arbustos superan igualmente los 1200 ejemplares. Ver inventario por anexo.

. . . . . .

La parcela mayor, partida Nº 165759 de 67.000 mts2 es la que concentra las más antiguas arboledas, a las que se suman ricas forestaciones posteriores. Al mismo tiempo es la que concentra la mayor cantidad de obra poética. Esta parcela reconocería partición en dos heredades.

La partición SO reconoce en su vértice Sur una zona que prevé 8 parcelas de viviendas. Una de ellas, ya ocupada con mi pequeña vivienda (FOS 4%). La fracción al NO reconocería otras 4 parcelas de viviendas en la franja perimetral al NO y 4 en la franja perimetral al NE, con más un área de servicios en cercanías al eje divisorio entre particiones. La franja SO del sector NO reconocería 2 parcelas aplicadas a viviendas y reservas a un deseado sector de educación, museo y pañol-taller.

La parcela 165760 de 15.800 m2 en el extremo SE del predio, se sumaría a una de las divisiones de la heredad anterior o formaría parte de una cuarta heredad. Si bien reconoce en una de sus parcelas una obra poética de mucha libertad plástica y entorno de ricas arboledas, siendo éstas de menor antigüedad, invitan a la localización de hasta 13 parcelas de viviendas.

. . . .

Del total de 36 parcelas, 6 ya reconocen ocupación y otras 6 van donadas a descendientes de mis Musas, Estela Livingston y Alflora Montiel Vivero. Las restantes 24 son las que imagino deberían permitir a mis Hijos durante las próximas 3 décadas, en parte asentar sus descendencias y en parte costear el sostén de una buena porción de las áreas y locales que hoy en más alto grado califican al lugar.

Estas parcelas de viviendas apreciarían FOS de 30% y FOT de 60%. Las alturas no deberían superar los 8 m. y las líneas de frente de los locales deberían favorecer la continuidad de las cajas de paisajes posteriores. El FOS de estas 30 parcelas que vendrían aplicadas a asentar viviendas, representa un 10 % del área bruta que suman las parcelas 165759 y 165760.

Las tres parcelas restantes son las que conforman y rodean al lago: 166675, 676 y 677, sumando entre ellas casi 4 Has. El lago supera la hectárea.

. . . . ..

Sus arboledas son más recientes (unos 15 años): unos 200 robles, fresnos, araucarias y robinias frisias. El compromiso con la calle interdistrital Manuel de Oliden y la doble red de media tensión que pasa por la vereda de enfrente (Ayres del Pilar, no propicia el asentamiento de vivienda permanente y en cambio alimenta la perspectiva de algún día abrirla a proyecto de hotelería o comercio apoyado sobre el frente de Oliden y hasta unos 75 mts del eje de esta calle.

En estas tres últimas parcelas mencionadas caben imaginar FOS del 12,5% y FOT del 25 % referidos al área bruta de las 3 parcelas. Las superficies construidas en subsuelos que algún momento fueran aplicados a estacionamientos y servicios, quedarían excluidas de estos límites.

Todos los caminos interiores serían peatonales y por ello muy integrados al paisaje. De hecho, ya hoy sus trazas aparecen perfiladas y arboladas. Los accesos a las áreas de vivienda permanente son directos desde la calle pública y quedan prácticamente resueltos por la circulación perimetral, más un eje de penetración.

No sería de extrañar que con los años y en función de desarrollos, se advierta la conveniencia de estacionamientos, algunos servicios y accesos subterráneos, que no estarán gravados con límites de FOS y/o FOT propios de superficie, pues ellos apuntan precisamente a no sumar a los paisajes, carga visual o funcional.

. . . . . . . . . . . .

Toda esta propuesta queda comprometida a un desarrollo muy lento durante 30 años, pues la idea no es lotear, sino dejar abierta la puerta de salida a una ayuda externa para seguir sosteniendo el lugar. De hecho esta propuesta está fundada en mi propia experiencia que en 33 años aun no alcanzó a ocupar el suelo con el 1 % de obra permanente.

En esta misma parcela 165759 hube hace ya 30 años previsto cuatro (4) áreas de aprox. 1000 m2 c/u (FOT) para destinar a locales que tuvieran que ver con el arte, la educación, taller y algún mostrador en área perimetral que ofrezca artesanías elaboradas en este lugar. Deseos que sigo sosteniendo; quedando expresadas sus reservas al márgen de los índices de ocupación del suelo anteriormente apuntados.

Lo que busca esencialmente esta propuesta es proteger el paisaje construido y solicitar el reconocimiento del aprecio municipal en términos de desgravación impositiva para los que fueran mis herederos y los hijos de mis Musas que durante 33 años generaron y acompañaron mis alientos; no así para los terceros que eventualmente adquirieran una de estas parcelas a sabiendas de que no les cabe a ellos el beneficio de ese aprecio.

Por el momento no se haría subdivisión de suelo, pero ya debería proponer el plano del anteproyecto de estas particiones de la heredad, de sus servidumbres de caminos peatonales interiores y servidumbres de vistas.

A las zonas más preciadas del jardín interior o central, que trascienden por su carga de memoria o por su carga poética, no habremos de poner límites otros que los que surgen del entorno regulado que las envuelve y las protege.

Ojalá quienes me sucedan alcancen a sostener parecidos sentimientos. Si así no fuera, valgan entonces estas prevenciones que apunto para que queden grabadas en el ordenamiento territorial y uso del suelo que el municipio pudiera valorar para estos predios.

Invitamos por ello a las Autoridades a conocer este muy antiguo lugar; y de sus obras, paisajes y cuidados establezcan valoración que asista esta calificación patrimonial. Por tratarse de paisaje construido y no natural, caben miradas al sostén, fragilidad, historicidad, cultura, esfuerzo y afectividad humana que exceden con creces lo que un área natural suele en su memoria registrar.

. .

Todo el acuerdo queda no obstante supeditado a imponderables, referidos por caso a las temperaturas que pudieran depararnos el cambio climático y los incendios forestales que ya tuve un par de ellos y a pesar de venir dos dotaciones de bomberos y dar la alerta no bien un vecino encendió con torpeza el fuego, no logramos impedir que árboles centenarios de 35 mts de altura, ardieran y murieran.

La imagen que sigue muestra a 50 Granaderos en este jardín

. .

Otra de las solicitudes que acompañan esta propuesta es la de franjas de amortiguación que cabe ofrezcan las parcelas inmediatas linderas en un ancho no menor a los 35 mts; y aceptación de que el municipio de Gral Sarmiento es el responsable de no advertir que los árboles sobre la calle Lisandro de la Torre son anteriores a la constitución del Estado nacional y por ello aquel artículo del Código Civil que habla de los retiros mínimos de las arboledas responden a su inadvertencia

No son estos árboles, ni este que suscribe los responsables de haber autorizado viviendas a 20 mts de ellos. Para corregir los retiros de futuras edificaciones reciban estos predios el cinturón de amortiguación que advierta sobre los límites de responsabilidad.

VII . Subjetividades

Subjetividades inusuales como ésta aquí expresada, aparecen no obstante muy preciadas en la mirada profunda del derecho constitucional, anteponiendo los valores que trascienden del individuo a los que trascienden del mercado. Ver Decreto N° 2161/96, firmado por el Intendente Municipal Alberto Alberini y la Secretaria de Gobierno, Economía y Hacienda, en respuesta a solicitudes que hiciera por exp. 14399 y 6643/96.

Fundar ejemplo de amor a una tierra cargada de valores y de identidades, en permanencia activa y dación concreta, es la diferencia que acerco respecto de otros titulares de dominio que tal vez no están en condiciones de acercar estas expresiones. Y si lo estuvieran, sírvales esta expresión de estímulo y ejemplo.

Destacar el valor del suelo rural enriquecido en centenario paisaje construido y cargado de desarrollo poético, no sólo califica por contraste todos los entornos, sino que suma memoria e identidad a los patrimonios.

Algunos han señalado al urbanismo como una de las manifestaciones del espíritu que más necesitan ser tratadas con arte. Por ello quisiera incluir la afectividad originaria que brota de los terruños, para no olvidarlos y considerar estos pequeños botones de muestra, cuando dando rienda suelta a los mercados tapizamos el suelo de asfaltos y cementos, sólo organizados para los excesos gregarios.

Cuánto de su armonizadora presencia intercalándose en nuestras estructuraciones, aportaría Natura para la contención natural de estos desbordes, con sutil e incomparable economía.Tal oportunidad a todos se regala evitando la ocupación de paleocauces.

VIII . Antecedentes de derechos subjetivos fundados en

expedientes 4089-6643/96 del 7/10/96 (Municipalidad) y

2335-14399 del 10/10/9 (Catastro Territorial Provincial)

y Decreto N° 2161/96, firmado por el Intendente Municipal Alberto Alberini y la Secretaria de Gobierno, Economía y Hacienda a las solicitudes que hiciera por exp 6643/96

Tosquera: Prov. 2400-472/90 del 22/8/90; Munic. Gral. Sarmiento 4052-12.152 del 23/8/90

Munic. Gral. Sarmiento Prefactibilidad 4052-78481/83

OSPBA 21747/84 del 25/8/87

Geodesia 2405-1818/86

Hidráulica 2406-8278/84

Ref. en exped. Prov. 2335-14399/96 y munic. 6643/96 y Dec. 2161 del 20/12/96.

Referencias Catastrales y partidas Sec A, Circ XI, Parcelas Rurales 4 (165759); 5ª (165760); Frac 4, Parc 6 (166675); Frac 5 Parc 1 (166676); Frac 5, Parc 2 (166677)

Referencias recientes que terminan de originar esta solicitud, van por Exp Mun. 492/09. Su desprecio origina la causa 35889 en el JCA Nº1 de S.I

En el primer trimestre de 1996 fui sorprendido por un aumento exhorbitante de las tasas municipales y provinciales. Marché al área de Catastro Económico de La Plata y hable con su titular el Agr. Rodriguez Alvarez quien me señaló la imposibilidad de volver atrás con esas tasas. Volví a mi casa y me puse a escribir.

A los pocos días estaba de vuelta, ahora en mesa de entradas del Ministerio de Economía presentando la misma solicitud que hiciera al funcionario citado. Durante 5 meses seguí por teléfono el itinerario de los trámites. Cumplido el ciclo de estos trámites fui citado para retirar las planillas que acreditaban el valor más bajo que esas tasas podían alcanzar. Y al tiempo que recibía la firma del mismo funcionario anteriormente mencionado, recibía también su felicitación.

Ese pequeño texto d mi solicitud llegó por casualidad al alcance del Dr. Edgardo Scotti, redactor de la Ley de Ordenamiento territorial y uso del Suelo, 8912 y 10128 y de sus respectivos decretos reglamentarios; y también de él conservo memoria de su felicitación. La misma que me expresaron las antiguas funcionarias de la entonces Dirección de Ordenamiento Urbano: Arqs. Susana Garay y María Martha Vincet.

. . . . .

El mismo trámite hube de realizar en el Municipio de Pilar y aquí las cosas fueron al parecer bastante más sencillas, pues en diez días me acreditaron de palabra y de hecho, la aplicación de las tasas mínimas que correspondían a parcela rural. Aún cuando, la documentación escrita del Dec 2161/96 del Intendente Alberini respecto de esa gestión, demoró tres años en llegar a mis manos

Todas mis obras fueron realizadas sin planos otros que los que se gestaban en mi alma cada día. Nunca entró en este predio un solo albañil, ni techista, ni cementista, ni azulejista, ni plomero, ni pintor, ni electricista. Trabajé con dos personas a las que enseñé el oficio de ayudantes para colaborar conmigo en todo tipo de tareas: desde cavar cimientos, prepararme los morteros, alcanzarme ladrillos, tejas y cuanta ayuda se pueda imaginar. Pero repito, ningún profesional pisó este lugar, otros que no fueran dos directores de planeamiento de Gral. Sarmiento, en una oportunidad en 1991 en que me vinieron de sorpresa a visitar, vieron mi trabajo y se fueron muy contentos dejándome trabajar en paz.

Las obras realizadas desde 1985 hasta 1995 fueron declaradas en oportunas moratorias en ese Partido y tengo constancia de sus aprobadas declaraciones documentarias.

En Diciembre de 1995 cambia la jurisdicción municipal que cabía a estas áreas, pasando al Municipio de Pilar. Durante los primeros meses seguí pagando las mismas tasas que en el anterior municipio.

Pero a partir de la gestión realizada declarando el carácter poético de mi obrar, las tasas fueron ajustadas a los valores de la tierra sin considerar las obras ejecutadas; dado que no había ningún propósito de vender, ni de alquilar, ni de lucrar; y en adición todo apuntaba a un desarrollo de cuidados tan particulares del lugar, que así pasaron a fundar los derechos subjetivos desde entonces acreditados.

. .

En estos 16 años que siguieron, redoblé el espíritu de mi obrar, comenzando a aplicar tiempo adicional en la defensa administrativa y judicial de los valles de inundación, brazos interdeltarios y planicies intermareales que conforman la cuenca inferior del Luján; únicas previsiones legisladas de reservas de espacios verdes comunitarios, de reservas de aguas dulces y de expansión de inundaciones.

Reservas, que sólo en estas inmediatas cercanías del doble valle de inundación Pinazo-Burgueño, alcanzan a sumar unas 800 Ha de espacios verdes a los que cabría algún día, por art 59 de la ley 8912, apreciar su destino en manos públicas, mixtas o privadas; pero verdes al fin.

. . . . .

Más de 20.000 Km de viajes a La Plata, más de 27.500 folios presentados en la Administración, la Legislatura y la Justicia al día de hoy, con el mismo sentimiento afectivo y poético con que contruia mis obras. Todo ello conforma claro testimonio que acredita la energía que ventila el espíritu de este lugar y el de las Musas que en Él cohabitan.

. . . . . . . . .

Es muy fácil constatar la entidad de estas expresiones; el carácter poético de las obras y los cuidados y cariños apuntados; tanto a este suelo como al vecinal. Aunque a estos últimos todavía no les haya alcanzado a trascender la suerte, que para el Padre Común, el Estado y sus Hijos, espero.

Todas estas expresiones, a nivel administrativo, judicial, fotográfico y prensa pública, han sido subidas a la web en 32 Gigas que dan testimonio, el más completo que me cabe por el momento imaginar, de estos 33 años de permanencia y trabajo poético en este preciso lugar.

. . . . .

El Agr. Carlos Rodríguez, director de Catastro Económico Municipal que viniera hace 4 años a reconocer el lugar, se sorprendió de la tarea realizada y me preguntó por la enorme inversión que él estimaba realizada. A ello respondí, que nunca en estos 33 años había tenido un presupuesto mensual que superara los previstos para los locos y los presos en el presupuesto general de la Nación.

Recuerdo las palabras del Ministro Porto en 1995, acreditando que en el Servicio Penitenciario Nacional, el sostén de cada preso costaba $106,80 diarios. Esto es, US$ 3250 por mes. También le recordé que la cárcel de Ezeiza había costado US$4.300 el m2; en tanto el Sheraton 5 estrellas de Pilar, llave en mano, sólo US$720 el m2. Nada en mi habitat, ni en mi Vida, reconoce en su inversión alguno de estos valores. Como en los textos de hace diez años, me cabe sostener que mi traje más nuevo tiene hoy 46 años; mi tractor reconoce 58 y mis huesos 71.

El Agr. Rodríguez verificó la austeridad con que vivo en una pequeña casa cuyas dos plantas tienen internamente 6x4 m. Lo necesario para sostener coherencia y permanecer. Y si esta situación particular fuera motivo de envidia, imagino habría de ser por el ánimo que de mis Musas recibo cada día para mirar la Vida sin engaños.

Es indudable que mi permanencia y los valores acumulados vinieron de entregar la Vida a cambio. Vida que me tocó primero, perderla en desestructuración nuclear, para luego recuperarla en este lugar, tras un cuarto de siglo poniendo ladrillos.

La calificación de todos los valores aquí acumulados y muchos otros que de alguna forma trascendieron como regalos por habitar poéticamente este lugar, están al alcance de quienquiera apreciarlos. Sus anticipos, reitero, son dables de reconocer enuna larga docena de extensas páginas web, más de 800 hipertextos, miles de imágenes y 17 horas de videos.

http://www.amoralhuerto.com.ar/EVS_80.html

La defensa del valle mesopotámico Pinazo-Burgueño, viene comunicada por www.valledesantiago.com.ar

. . . . .

Las que refieren de los brazos interdeltarios y planicie intermareal comprometida con el Luján van por http://www.delriolujan.com.ar

La que refiere de mis defensas de los canales costaneros urbanos y deltarios, flujos estuariales y tributarios en gravísimos problemas, en: www.alestuariodelplata.com.ar

Las que tratan de las demarcaciones de líneas de ribera urbanas y rurales se visualizan en la página www.lineaderiberaurbana.com.ar

Las que tratan de las agresiones a los humedales: www.humedal.com.ar

Las que tratan de tosqueras y otras cavas: www.tosqueras.com.ar

Las defensas en SCJPBA van por http://www.hidroensc.com.ar

La prolija edición y crítica mirada a hidrología urbana y línea de ribera de estas cuencas y riberas, supera con creces a la de todas las actuaciones de los comités de cuenca provinciales sumadas; y centuplica la que la Autoridad del Agua debería haber realizado para comenzar a educar en tareas que jamás alcanzarán a ser controladas de no mediar un extraordinario cambio cultural.

A esta transformación en cultura y especificidad, van tres videos de alta resolución de imagen y captura profesional que fueron editados y subidos a la web para ilustrar sobre los crímenes hidrogeológicos en brazo interdeltario y planicie intermareal: http://www.hidroensc.com.ar/incorte92.html 90 min. Ver estos videos por DVD anexo

Un segundo video trata sobre cambios de paradigma en mecánica de fluidos, visibles por http://www.delriolujan.com.ar/manadelcielo.html 90 min.

Un tercer video prospectivando el devenir meditarráneo de Buenos Aires se alcanza por http://www.alestuariodelplata.com.ar/prospectivas4.html 120 min.

Aquí se verá hasta dónde las Musas siguen apostando a este lugar, a sus entornos y a esta Comunidad.

IX . Del paisaje y el habitar

El paisaje, será un día siempre próximo, algo más que teatro de la humanidad; será hogar y humus para más sustentadora creación.

Las vivencias del huerto siempre sostendrán donde haya abismos, extraordinarias armonizaciones; ocultas para dar merced a vidas más sencillas y profundas.

. .

X . Del jardín al que pertenezco.

He cruzado el umbral de su reconocimiento y habito en sus tierras.

Ver los “Los expedientes del Valle de Santiago” en pdf adjunto

 

. .

XI . Patrimonio Histórico

Que trasciende de la ocupación de estas tierras desde Septiembre de 1810 hasta 1936, por parte de Eugenio Cruz - que fuera Juez de Paz de Pilar- y sus descendencias. Antes lo habían sido de Lorenzo López Camelo, primer intendente de Pilar. Las inmediatas linderas reconocen las descendencias de Manuel de la Cruz que ya en 1695 daba noticias de su presencia en estas tierras cobrando arrendamientos para Miguel de Riglos. Filomena Cruz, hija de Eugenio y su esposo León Felipe Hilario Luna resultan los herederos de ésta hoy pequeña fracción que entonces abarcaba las tierras que hoy ocupa Del Viso y que en planos del IGM son reconocidas todavía en 1950 como Villa Luna.

La memoria rural que trasciende del reparto de tierras oficiado por Juan de Garay y más específicamente de estas Vidas, viene editada y bien ilustrada para su mejor aprecio por http://www.amoralhuerto.com.ar/mrural.html y siguientes.

. .

Estamos en una muy antigua morada.

Este jardín, si sostiene erario de memoria dando valor a su entidad como monumento, es fruto que se debe sin duda, a los que lo habitaron. Si tiene algo de histórico, se lo debe en un 99% a la elevación de sus esfuerzos. Si tiene algo de metafísico, ya tendrán, cada uno en su medida, oportunidad de "sentirlo".

Nunca, en crecida sinceridad interior y alma profunda, fantasía alguna lograría superar la bien oculta realidad de la memoria agraciada de nuestros entornos.

De esos seres que habitaron y amaron este lugar, tal vez un día, unos y otros, en mutuos aprecios, logremos al comienzo de cada jornada sentir, que nos han de acompañar en nuestros sueños, en nuestros azares, en nuestro obrar.

En mi caso particular, no lograría vivir un sólo día aquí, sin sus aprecios y cuidados.

Con respecto a ellos, nosotros no somos más que una fina membrana de materia humana abierta a sus caricias.

Y por cierto, ellos acarician a buenos y malos, a ricos y pobres, a lúcidos y a dormidos.

Parte de sus frutos bien pueden concurrir a rescatar más allá de los paisajes, materia vernacular, campos olvidados de toda etnografía, obra poética nunca mostrada, esfuerzos humanos de todo tiempo y calibre, asistiendo a una estética, animando tutelas desde torrentes de indecibles guardados en los siempre olvidados mantos sedimentarios de los terruños.

Está claro, que ésto no es para trepar a los ratings; sino para elevar promedios de materia de admirar; y así, descubriendo sutiles ocultos tesoros, en nada metálicos, humanizar ambiciones.

De ese aprecio que extendido, bien ventila mis alientos y respetos hacia ellos, se genera esta comunicación escrita adicional y más particular que hoy alcanzo a Uds., testimoniando mis posibilidades de hospedaje y mis responsables humanos límites, que en nada persiguieron en los últimos 33 años lucro metálico alguno.

Y en cambio, se dieron a construir poéticamente; reconstruyendo así el aprecio de este jardín histórico que hoy solicita la protección de vuestro propio aprecio.

No es común en absoluto perseguir vinculación jurídica respecto de una propiedad, haciendo incapie en los valores espirituales y afectivos que rescato.

Sin embargo, algunos pocos capítulos en los derechos de uso y habitación nos acerca el Código Civil como curiosidades olvidadas al respecto.

Siempre fue la dimensión económica la que ocupó las atenciones vinculantes. En este predio, sin embargo, durante 125 años, no hubo una sola operación de adquisición.

Y en el lindero, superó los 335. Todo fue merced de donación y heredad.

Tan particular relación, parece estar guiando mis propios sentimientos fuera de la órbita común a los mortales.

Yo mismo no he logrado, reitero, mover un solo músculo, ni aplicar una sola neurona a metálico alguno durante un tercio de siglo. Y sin embargo , no faltan pruebas de que he puesto aquí mi Vida por entero.

No he salido de este lugar. Todos mis sueños y delirios fueron encontrando, gracias al trabajo afectivo, lugar a su expresión. Todos mis sueños fueron encontrando aquí para dar sentido y utilidad mi vida, cauces apropiados.

. .

Bien siento compartir vivencias con aquel jefe swamish que hace 150 años respondiera a una solicitud del presidente de los EEUU con una carta tan inolvidable, como desopilante a oídos desatentos. Sin embargo, váya el premio que este aborigen sin saberlo, después de muerto recibió. Me daría vergüenza parafrasearlo. La tentación no es poca.

. .

Por suerte, encuentro suficiente cimiento en la Carta de Florencia, testimonio contemporáneo de los que se dicen cuerdos, para introducir comprensión a estos hospedajes y acuerdos.

. .

XII . Del Patrimonio Poético

Obras construidas en soledad, sin intervención de albañil, ni profesional de obra alguno, prueban que mi subjetividad se expresó durante un cuarto de siglo sólo con mis manos; sin palabras, ni literaturas.

Obras de más de 500 toneladas, esculturas de 10 mts de altura, sumadas a otras que exigieron cargar 22 meses cayos bien ganados en ambas rodillas, prueban que mis testimonios nunca fueron, ni para versos, ni para lucir en mercado alguno.

Ni he vendido obra, ni alquilado espacios, ni abandonado vocaciones, para estar hoy sirviendo en libertad a mi comunidad en defensa de bienes difusos que nadie atiende.

Ya dí testimonios de la memoria rural de nuestros entornos en http://www.memoriarural.com.ar fotografiando, ajustando, editando y publicando en internet más de 250 documentos del Archivo Histórico de Geodesia con planos de hasta 200 años de antigüedad de nuestro partido y sus vecindades, atendiendo la inquietud que encendiera el Catastro Municipal

Costeando, controlando y publicando para acceso público gratuito, el estudio de hidrología de las cuencas Pinazo-Burgueño de más alta resolución efectuado en municipio alguno. Que dos años más tarde fuera emulado por el INA para la cuenca del Luján.

Defendiendo a vecinos que venían y siguen viniendo, de éste y otros municipios de la cuenca del Luján, a solicitar mi ayuda por atropellos de las autoridades y hacerlos públicos; para terminar de esas mismas autoridades recibiendo agradecimientos.

Defendiendo los valles de inundación conformados por los arroyos Pinazo Burgueño en causas B 67491 y en Suprema Corte, sin que nadie logre entender a qué mercado responde ese esfuerzo. Las que miran por los brazos intermareales del río Lujan, el arroyo Escobar y demás tributarios urbanos del Oeste que le siguen, ya superan en SCJPBA las 30 causas y los 10 millones de caracteres.

Defensas de bienes difusos que a cualquiera cabe juzgar merced a extensa comunicación pública, asistiendo destinos comunitarios bien por encima del interés delos mercados. La afectividad que destilan estas defensas también prueban el carácter poético que las sustenta.

Tal vez un pequeño escrito de mi Hija Maitena alcance a asistir estos aprecios.

El texto que sigue fue redactado a solicitud que le hiciera el Jefe de Redacción de la Agencia E.F.E. de noticias españolas, en oportunidad del encuentro de ambos en Madrid y luego de ver éste, las fotos de las obras y paisajes del lugar que nos entretiene.

. . . . .

XIII . Regalo de Reyes . Terruño, hogar y lirio desde locura

¿Cuál es la historia de esa Ikurriña gigante que se eleva en la fachada de un caserío vasco a 45 kilómetros al norte de Buenos Aires?

. .

Todo empezó con un sueño en la misma víspera de Reyes de 1980.

Francisco Javier de Amorrortu soñó que debía comprar un "campito". Y lo hizo. Esa misma mañana del 6 de enero salió a ver propiedades. Y la primera que vió fue una ex fábrica de pirotecnia de 10 hectáreas. Varias explosiones se habían cobrado sus víctimas. Cientos de eucaliptus y casuarinas centenarias habían sobrevivido y de alguna forma sus memorias y otras tantas vidas celebraban. Se sintió identificado. Y de inmediato, sin análisis alguno, decidió comprarlo.

. . . . . .

Para embellecerlo, diseñó el paisaje con su amigo, el monje trapense Amadeo Peck. Plantó 2500 árboles. Y luego cayó en ausencia por un año.

. .

Había comenzado a sufrir, lo que sería por muchísimo, la gran crisis de su vida. Tenía 37 años. Perdería su familia y su trabajo. De esa desestruc turación a la locura sólo había un par de pasos adicionales. Durante ese tiempo estuvo internado en dos psiquiátricos. Ya estaba loco y empequeñecido como un niño. Le diagnosticaron delirio místico. Lo medicaron durante seis meses; entró en inanición y consiguiente depresión.

Luego, por intervención providencial de una ex monja, escapó a la ingestión de medicamentos. Volvió en sí y contra la opinión de los psiquiatras y de su familia, volvió al Campito. A poco, ya estaba acompañado de abuelitas y abuelitos. Se sentía cohabitado.

Se diagnosticó esquizofrenia; permaneciendo en máxima discreción durante dos largas décadas de armonización. Ya sabía cómo y por qué callar.

. .

Despertares

"Cuando vine a este lugar -relata Francisco- sentí, aun muerto, ese único deseo. Este espacio de naturaleza "virgen" tan cercano al de los afectos que perdía, me regalaba, aun lentísimamente, a través de los sueños y deseos instalándose en trabajo concreto, la posibilidad de armonizar la más sentida, hoy tan valiosa esquizofrenia"

Paupérrimo, sin recursos, se alimentó a papa y cebolla. Con dos chicos de origen portugués hizo una enorme huerta. Todo el dinero que conseguía lo gastaba en ladrillos. Empezó a construir. Poniendo ladrillo por ladrillo, sin pensar en nada más que en elevar esfuerzos. El ánimo para trabajar le llegaba cada día a partir de los sueños que se hacían vigilia al amanecer.

Cada despertar es para Francisco Javier un momento sagrado. En ese tiempo, los afectos que lo cohabitan, lo orientan y animan. En los primeros años fue la abuelita Angela Roncoroni. Luego lo fue la abuelita Estela Livingston. Ambas, abuelas paternas de su primer y segundo amor. Por cierto, también sus abuelas vascas y gallegas, en mil pequeños alientos, con gran discreción acompañan al igual sus azares. Sus abuelos, por el contrario, "no parecen ser viento, sino callada y más oculta savia y cimiento". "Dioses lares" que todas las mañanas le dictan su ánimo y le preparan las espaldas.

Obra eurística

Sin planos, otros que los que descubren estos espíritus cargados de la más apropiadora identidad, ha construido ya cuatro casas y a los 60 años va por los techos de la quinta. Cuando le preguntan cómo lo hizo, responde- “jugando, sacando frutos de la seriedad, como un niño que construye castillos en la arena".

"Los valores agregados, por más que se observen obras de ingenio y eros; esculturas; forestaciones; y un gran espejo de agua, han surgido, ya no del campo visual del diseño y la cordura, la razón y demás ortodoxias; sino de la misma locura", afirma Francisco.

Moviendo la tierra y recreando en miniatura y sin saberlo las ondulaciones que su inconciente recordaba de Vizcaya, logró que esta pequeña parcela rural luzca hoy como una torta de bodas.

Pero lo que más llama la atención, más allá de esta "estética" que le permite asistir a suscitar sus indecibles, es cómo un hombre que mide 1,72 metros y pesa 52 kilogramos pudo levantar solo, semejantes obras. Se regodea al decir que nunca entró al Campito un albañil, ni un cementista, ni un techista, ni azulejista, ni un herrero, ni un pintor, ni plomero, ni electricista, ni gasista a sus construcciones. Ni siquiera un parquista le saca de mantener su prado a gusto. Sólo hoy dos jóvenes ayudantes, medio día, tres veces por semana, le acompañan.

. . . . . . . - .

Sin más recursos que unos pocos pesos al mes, este hombre tiene ánimo millonario. Nunca tuvo presupuesto para su trabajo que superara lo que en el Presupuesto General de su Nación se establece para el mantenimiento de los presos o los locos. Insiste en que todo le es de mil formas, sutil y espontáneamente señalado. En especial regalado: los alientos y cimientos para cada día. Y la locura le abrió el cuerpo y el alma a esta bendición.

 

Homenaje a los seres queridos

Todo lo realiza por afecto. "Desde hace 22 años, -se precia-, no muevo ni un pelo por dinero". Tuvo la suerte de que su familia lo ayudó a construir su formación y amasar durante 18 años el erario de fortuna que más allá de embargado, logró aprovechar.

Cuando compró "el campito" decidió llamarlo "Al Maiten". "Que intenta decir -explica-: a los más queridos".

. . . .

Hace 20 años, su familia, preocupada indagaba en sus intenciones. Él sólo sabía que quería construir un lugar para reunir a sus afectos en cercanía.

Así, su primera obra fue una pileta de natación para atraer a sus tres hijos; por entonces, adolescentes. Allí se pasó 22 meses en cuatro patas; hasta que se formaron callos en sus rodillas. Esta enorme obra de 1200 m2 de superficie, con forma de gran corazón, ya da testimonio claro de su locura.

Más de uno, embelesado por sus creaciones, ha querido comprarle o contratarlo. Siempre se ha negado. Hasta se ofende si le ofrecen dinero, porque dice que el afecto no tiene precio y que su incentivo, por ende, tampoco.

El suyo es un lugar para los que en cercanía le han sido dados a amar. Entiende que "el campito" le ha sido dado en cuidado. Sabe, después que el azar lo llevara a investigar, que esas tierras pertenecieron por 336 años a sólo dos familias; ambas de origen portugués. La de Amador Baez de Alpoin, estima desde 1601. Y luego Manuel de la Cruz, a través de donación, que en 1712 le hiciera el vasco Miguel de Riglos, esposo de la nieta del primero. Luego sus descendientes la habitaron hasta 1936.

"Estos fantasmas aún aportan mucho de su identidad a la nuestra y bien me parece que nos damos poca cuenta", dice convencido Francisco Javier.

Relata que una tarde se encontró por los jardines con una señora muy arrugada y pequeñita que, muy seria, le advirtió: "No te creas que este lugar es tuyo. Te lo doy en cuidado y me lo mantienes bien limpito". Dicho ésto, se esfumó.

"El día que yo transforme cualquiera de estos bienes más que afectivos y cargados de espíritu en un pedazo de papel pintado, ya mismo les pido que me rematen por traidor a la vida"- asegura contundente.

Recuerda aquella carta que el jefe Seattle escribiera al presidente Franklin Pierce hace 150 años, cuando éste quiso comprar las tierras de los swamish: "Vosotros debéis enseñar a vuestros hijos que el suelo bajo sus pies es ceniza de nuestros abuelos. Y el agua chispeante de los arroyos, reflejo de sus miradas".

Con voz calma pero firme, Francisco Javier explica su animoso obrar de esta manera: "La Historia no es el relato del pasado, sino el Presente de todo lo que el hombre con sus esfuerzos "eleva". El relato es sólo una contracara de muchos olvidos. Está claro, al menos para mí, que el hombre eleva esfuerzos gracias a sus invisibles afectos ancestrales, para sus visibles afectos familiares y amicales". Toda una cosmovisión ancestrocéntrica.

Las casas y sus formas

La primer casa que hizo, la levantó restaurando y ampliando los restos de una vieja construcción de ladrillo y barro que había en el lugar. Fue la de huéspedes: un gran salón con veinte mesas, dos cocinas, tres baños y dos dormitorios.

La segunda obra fue su casa. Hermosa, pequeñita y austera. Ajustada a sus necesidades. Allí sueña, tiene taller y escribe.

. .

Allí edita, imprime y encuaderna sus propios libros; y cocina también a gusto para sus afectos.

. . . . .

La tercera casa que levantó fue para su hijo mayor. Sin saberlo, con forma de pallaza celta. Cuando la terminó, su hijo se fue a vivir a España y el hogar estuvo sin encenderse por tres años.

. . . . .

Al día siguiente mismo de éste partir, sin amedrentarse, comenzó la obra más grande y pesada: un caserío vasco de 500 toneladas para sus dos hijos menores, inspirado en la forma de una gran gallina echada, cobijando polluelos bajo sus alas abiertas. Trabajó aquí 7 años y medio.

. . . . . .

Cuando hubo finalizado, en homenaje a los esfuerzos de sus abuelos vascos, pintó una Ikurriña de 17 por 9 metros en la enorme fachada, que responde con su curva al alma celta de sus abuelos gallegos.

. . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

Sin más hijos de los que ocuparse, pasó a homenajear a la mujer que lo llenó de ánimo y amor durante los últimos 18 años. Y vió en un instante su casa con forma de mujer echada con las piernas abiertas. ¡Eureka! ¿Adivine por dónde es la entrada?

. . . . . .

Huellas del afecto

Francisco recuerda que en los momentos de mayor tristeza se refugiaba fugaz en la memoria de su abuelo Sebastián, impresor y editor en Bilbao ya en 1892; alcanzando de inmediato, refuerzo y consuelo.

Que los esfuerzos diarios que éste había hecho antes en Vizcaya y después en su destierro en Argentina, junto a su mujer y a sus ocho hijos, daban fuerzas a este nieto para sostener aliento e identidad, en la soledad inicial de su propio exilio familiar.

. .

"¿Alguien se acordará con afecto de nosotros dentro de cien años por la forma en que vivimos nuestro presente más inmediato? - pregunta Francisco- Ellos lo lograron".

Finalmente añade: "Amorrortu quiere decir Amore Hortu, Amor al Huerto". Para aclarar: "Ningún quiebre profundo reconoce mayor hospedaje e identidad que el regalado por nuestros ancestros en la Naturaleza".

. .

Aquel regalo de Reyes que hoy es por tantas de sus mercedes, terruño.

Mercedes Aréchaga

(Seudónimo de su abuela materna, que eligió mi hija Maitena para firmar éste, su trabajo. FJA) . 10/9/2002

. . . ..

XIV . De los patrimonios paisajísticos visibles e invisibles

Recordemos aquella expresión de Heráclito: señalándonos a Fusis (hoy traducida como Naturaleza, como encriptación amada, de las fuentes de la Vida. Ésto es: el cáliz donde se ocultan con Amor nuestros ancestros. El palacio de hierbas que ayer como hoy, las Musas en la foresta (en FusiV), se hicieron construir con Amor en nuestras Vidas.

En este caso –del que la Carta de Florencia en su art. 6º acerca rescate-, se trata de un gran parque con la centenaria y más antigua forestación de la zona, regalando innumerables cajas paisajísticas cargadas del espíritu de numerosas esculturas y construcciones originales, derrochando fuertes cargas de identidad. Materia ésta, bien ausente en nuestra arquitectura.

. .

Este jardín ya descubrió hace 16 años ajustada protección y soledad en vistas a su entorno; (Art.7 Definición y objetivos)). Que un día fue rural, y hoy se ha plagado de los publicitados prados de cemento de barrios cerrados, saturados de impecables "american beauties". En este formidable contraste, realzan estos antiguos terruños, su valor. Y mueven a la necesidad de reconsiderar el valor que en el Código Civil tienen hoy las pocas parcelas rurales en inmediata cercanía a las grandes urbes.

Que amadas y con esfuerzo personalísimo sostenidas, pudieran caer un día prisioneras de imparables desarrollos urbanos; que escindiéndose de Naturaleza, arrasan incluso con las reservas de espacios verdes comunitarios previstos por nuestras leyes en los numerosos valles y vastas planicies de inundación que conforman estas vecindades, para terminar conformando estragos criminales en los santuarios hidrogeológicos.

Transfiriendo brutas irresponsabilidades hidráulicas a nuestro Padre Común, el Estado Provincial; pescando incautos; haciendo sus mejores negocios con los peores suelos; y dejando en adición de paupérrima desconsideración, encerrados en minusválidos cascos urbanos sin siquiera una plaza pública (Del Viso), al resto de los pobladores de estas zonas.

Testimonio de esta mirada al patrimonio y por ende al bien común, es el desinteresado y extensísimo trabajo denunciado en más de 27.500 folios durante más de 16 años, a expedientes administrativos, legislativos y judiciales, cuyas hebras más recientes constan en 34 demandas en SCJPBA sobre hidrogeología e hidrología urbana.

. .

Los primeros escritos fueron compilados, editados y originalmente publicados por el que suscribe bajo el nombre de "Los expedientes del Valle de Santiago", dando interminable y contrastante prueba en sus 23 tomos, de coherencia, pasión y perseverancia.

. .

Mucho de lo que expresa de vida un jardín, reitero una vez más, refiere del alma y los esfuerzos de los que lo habitaron. El más sublimado de sus Presentes viene alimentado del capital de Gracias de los que le antecedieron.

Esfuerzos y cuidados primigenios que un día sorprenden en los balances exteriores, revelándonos más allá de nuestros sueños, su velada entrañable protección.

Aprecios que despiertan actitud contemplativa en terceros, y sin embargo, a quien cohabita en estos prados lo mueven al temple activo. A tanto activo, que su obrar supera su cansancio. Y sus sueños, premio son al afecto depositado en sus esfuerzos.

La permanencia de esos espíritus conforma la esencia de los terruños. Cuando un jardín exhibe estas energías, es histórico y sin duda vernacular. Pleno en identidad.

Aquí lo histórico viene a resaltar, no ya su antigüedad, sino los afectos que durante siglos "con esfuerzo se elevaron"; para añadir espíritu, evocación y emotividad, en donación, aunque lejana, perdurable y diaria.

La dimensión del pasado aflora sutil a través de aquellos que permanecen ocultos a nuestros ojos, pero no menos laboriosos en los tejidos del alma; para animarnos a construir, enriquecer y sostener este tan particular regalo, que renace cada día vivo, transformándose en paisaje atesorado.

Los temas de la internalización e introyección, que un día alcanzan a prodigar señales para la localización del alma, han sido acariciados por discípulos de Jung; entre ellos James Hillman, quien refiere de las actitudes del alma percibiendo vida psíquica dentro de la vida natural. "La vida natural deviene cáliz contenedor en el momento mismo que la percibimos sosteniendo significancia interior. El alma crea cálices por doquier, en donde sea, internándose. Y es la fantasía lo que da sentido a este quehacer".

. . . .

"Fantasía no es meramente un proceso interior yendo dentro de mi cabeza, sino una forma de ser en el mundo, devolviendo alma al mundo".

Mucho antes Heráclito vuelve a recordarnos que FusiV la energía floreciente de la vida, (Naturaleza como más tarde la traducen), ama el encriptarse.

Cuántos correlatos se nos regalan a cada instante en la simple Naturaleza.

Cuánta esquizofrenia ha encontrado armonización en un pedazo de suelo, manifestándose laboriosa en particular privacidad, afectividad y espontaneidad.

Cuántos secretos ha hospedado mi jardin. Cuántos relatos se han cruzado de su pasado en mi camino. Cuánto azar me ha regalado con ojo dulce y mirada repentina.

Que aún a lo mecánico y torpe de nuestra conciencia, alcanzó el Amor del espíritu de Alflora en este jardín a descubrir, los enlaces de la energía y la materia en los horizontes solares de las aguas.

Ver http://www.alestuariodelplata.com.ar/convec2.html y video de 90 min por http://www.delriolujan.com.ar/manadelcielo.html Ver DVD anexo

 

XV . Del Patrimonio Cultural

El preámbulo de la ley 8912 nos recuerda:

Son objetivos fundamentales del ordenamiento territorial asegurar la preservación y el mejoramiento del medio ambiente; prescribiendo las acciones que lo degradan; creando condiciones físicas y espaciales, que con el menor costo económico y social den satisfacción a toda la comunidad; preservando los sitios de interés natural, paisajístico, histórico y turístico; implantando mecanismos que eliminen los excesos especulativos; salvaguardando los intereses generales de la comunidad; posibilitando su más orgánica participación en estos procesos; y así propiciando estímulos para la generación de la más clara conciencia, en la necesidad vital de preservar y recuperar el valor de nuestros ambientes.

Art 2º, ley prov. 8912. Objetivos fundamentales del ordenamiento territorial.

d) La preservación de las áreas y sitios de interés natural, paisajístico, histórico o turístico, a los fines del uso racional y educativo de los mismos.

El habitat de los humanos está constituido por aire, agua, suelos, paisajes y recursos naturales en general. El daño ambiental puede manifestarse sobre la biodiversidad, los recursos genéticos y bioquímicos, el patrimonio histórico y artístico. Veamos cómo la cultura del siglo XXI refiere de esta cuestión.

 Si tenemos en cuenta que el medio ambiente es el entorno, eso que nos rodea, el paisaje es lo cotidiano,  Este concepto fue plasmado en la Convención Europea del paisaje aprobada por los Estados miembros del Consejo de Europa.

A los fines de esta convención se denomina “paisaje” a “cualquier parte del territorio, tal como es percibida por la población, cuyo carácter resulta de la acción de factores naturales y/o humanos y de su interrelación”. 

Es importante la tarea de gestión y ordenamiento del paisaje, porque ello tiene también directa relación con el valor económico de la propiedad y, sin duda alguna, con la calidad de vida de las personas que habitan el lugar. 

El paisaje participa de una manera importante sobre el interés general, sobre los planos culturales, ecológicos, medioambientales y sociales. Contribuye a la elaboración de las culturas locales, representa un componente fundamental del patrimonio cultural y natural. 

El Convenio Europeo del Paisaje que aprobado por el Consejo de Europa el día 20 de octubre de 2000, supone un relevante punto de inflexión en la concepción del paisaje, señalando: “Cada Parte firmante se compromete a reconocer jurídicamente los paisajes como elemento fundamental del entorno humano, expresión de la diversidad de su patrimonio común cultural y natural y fundamento de su identidad” (Art. 5º)

Costa Rica

Costa Rica ha tramitado un Proyecto de Reglamento sobre Paisaje y Contaminación Visual (ver http://digeca.minae.go.cr/legislacion/), el cual manifiesta expresamente “Que a partir de su Voto Nº 3705-93, la Sala Constitucional ha reconocido y reiterado el papel fundamental que juega el paisaje en la salud de las personas”, afirmando: “Entre los fines culturales de la República están: proteger las bellezas naturales, conservar y desarrollar el patrimonio histórico y artístico de la Nación, y apoyar la iniciativa privada para el progreso científico y artístico”.

El Artículo 47 del Reglamento trata el Contenido de los Programas de Paisaje y en su par 5º apunta a: La articulación armónica de los paisajes, con una atención particular hacia los espacios de contacto entre los ámbitos urbano y rural.

Proteger la naturaleza desde el punto de vista estético no es comercializarla ni transformarla en mercancía, es educar al ciudadano para que aprenda a apreciar el paisaje estético por su valor intrínseco.”

Suiza

El modelo suizo es de corte inventarial, protección individualizada del paisaje, con una ley del paisaje pionera en Europa, que dispone de disposiciones penales paisajísticas. El Plan de Protección de la Imagen del paisaje, prevalece sobre los planes urbanísticos y sectoriales, subordinados a éste.

 Gran Bretaña

El sistema británico no se apoya en una ley paisajística, ni promueve la adquisición pública de terrenos por motivos paisajísticos. A cambio, valora el papel de los agricultores como conservadores del paisaje; y la incentivación a las asociaciones sin ánimo de lucro para adquirir y proteger paisajes, es un rasgo distintivo.

 Alemania

La ley de Protección de la Naturaleza y Gestión del Paisaje aprobada en 1976 y reformada en distintas ocasiones prescribe la preservación de los paisajes, “la variedad, carácter y belleza del paisaje y la naturaleza que son la base de la vida y el recreo”.

XVI . Tutela del paisaje

El paisaje se ha convertido en un elemento  de la tutela por parte del derecho, en especial del derecho ambiental, y por tanto un bien jurídico tutelado.   Dicha protección se da por parte de diversos instrumentos internacionales, la Constitución Política, leyes y reglamentos, en fin, por el entero bloque de legalidad.

En el plano ambiental, constituye un elemento indisociable de la calidad de vida humana, tanto de los medio urbanos como los rurales, en las zonas degradadas así como los de gran calidad, en los espacios de reconocida belleza excepcional y en los más cotidianos.

Dentro de la perspectiva social, contribuye a la formación de las culturas locales y es un componente fundamental del patrimonio natural y cultural, así como al bienestar de los seres humanos y a la consolidación de la identidad de los pueblos.

XVII . Jurisprudencia

Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 29 de Mayo de 2002 (Causa C 73996) “Sociedad de Fomento Cariló contra Municipalidad de Pinamar. Amparo”, para subsanar la omisión de la Administración local en la reglamentación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental. La Suprema Corte provincial, en una sentencia interesantísima por los diferentes argumentos expresados por los ministros, establece que la omisión de la sanción de la ordenanza reglamentaria del procedimiento era la causa de la incipiente urbanización indiscriminada de la localidad de Cariló, lo que obligaba a actuar inmediatamente intimando a la Municipalidad de Pinamar a que reglamentara dicha ley provincial 11723 (LA 1996-A-757) y exigiera el indicado procedimiento para prevenir el daño ambiental en dicho lugar.

Como vemos, la prevención en este caso aparece vinculada con la inconstitucionalidad por omisión. El voto del Dr. Roncoroni, en este sentido, decía:

"No ha de olvidarse que siempre, frente a la situación de riesgo en que la indiscriminada e incontrolada expansión edilicia y urbanística coloca al paisaje de la región (aquel que la ley declarara de interés provincial y por cuya protección claman los vecinos agrupados en la sociedad de fomento por sí y por las generaciones por venir), de lo que se trata es de anticiparse a la concreción del daño a ese paisaje, al menoscabo o devastación del mismo, aunque él se produzca en parcelas o pequeñas zonas de esa unidad paisajística a proteger.

Por ello se requiere del órgano administrador la pronta reglamentación del procedimiento de evaluación de impacto ambiental, como mecanismo o técnica preventiva dirigida a evitar que el daño temido que preanuncia el riesgo (y que no escapara a la proyección imaginativa del tribunal apelado) se torne real.

"En esta materia la primera y gran arma con que cuenta el derecho es la prevención. De allí que si el municipio omite o demora sin justificación atendible la reglamentación referida, aletargando el cumplimiento de la manda legal y claudicando en esa primera línea de prevención del paisaje geomorfológico y urbanístico que esa ley y la misma función de policía que encarna le imponen, corresponde que el amparo le venga dado, en forma rápida y expedita, por el órgano jurisdiccional.

No tengo dudas, frente a la conocida y llamativa expansión que ha tenido la localidad Parque Cariló en los últimos años (lo cual, en tanto verdad geográfica generalmente reconocida ha de reputarse un hecho notorio) que esa omisión de la autoridad municipal amenaza en forma actual e inminente el derecho a un bien ambiental como es el patrimonio paisajístico de la localidad. O, para decirlo parafraseando la verba que el legislador empleó al redactar el art. 2 inc. d ley 8912 de `Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo' (LA 1979-A-1486), el derecho a preservar el área de interés paisajístico y turístico de Parque Cariló. El mismo que la ley 12099 declaró de interés provincial (arts. 41 y 43 CN., 20 y 28 Const. prov., 6 ley 12099)"(SCJPBA Ac. 73996, 29/5/2002, "Soc. de Fomento Cariló v. Municip de Pinamar. Amparo"

Sentencia de SCJPBA, 8 de Marzo de 2006 (Causa C 90941), "Sociedad de Fomento Cariló contra Municipalidad de Pinamar. Amparo".

Ley 13.593 del 1º de Enero de 2007 Art 1º: Declárase "Paisaje Protegido de Interés Provincial" el área denominada "Reserva Parque Paseo del Bosque" de conformidad a...

Ley 12704, Art 5º: En aquellos casos en que el área sea de dominio privado, se deberá establecer un plan de manejo consensuado a fin de proteger el ambiente según los fines previstos.

Art. 9º: Se podrá establecer distintas categorías de Paisaje Protegido y Espacio Verde.

Ley 10907, Art 4º, punto 2 par, d) Conservar, en el estado más natural posible, ambientes o muestras de sistemas ecológicos y disponer permanentemente patrones de referencia respecto a ambientes modificados por el hombre. 

. .

 

XVIII . De la Carta de Florencia . UNESCO (ICOMOS)

Artículo 1º. "Un jardín histórico es una composición arquitectónica y vegetal que, desde el punto de vista de la historia o del arte, tiene un interés público. Como tal, está considerado como un monumento”.

Artículo 2º. "El jardín histórico es una composición de arquitectura cuyo material es esencialmente vegetal y, por lo tanto, vivo, perecedero y renovable".

“Su aspecto es, pues, el resultado de un perpetuo equilibrio entre el movimiento cíclico de las estaciones, del desarrollo y el deterioro de la naturaleza, y de la voluntad artística y de artificio que asítiende a perpetuar su estado”.

Artículo 3º. “Dado que es un monumento, el jardín histórico debe estar protegido según el espíritu de la Carta de Venecia. No obstante, en tanto en cuanto se trata de un monumento vivo, su protección se atiene a reglas específicas, que son objeto de la presente Carta”.

Artículo 5º. “Expresión de lazos estrechos entre la civilización y la naturaleza, lugar de deleite, propicio a la meditación o al ensueño, el jardín adquiere el sentido cósmico de una imagen idealizada del mundo, un "paraíso" en el sentido etimológico del término, pero que da testimonio de una cultura, de un estilo, de una época y, en ocasiones, de la originalidad de un creador artístico”.

Artículo 7º. “Esté o no unido a un edificio, del cual forme un complemento inseparable, el jardín histórico no puede desligarse de su propio entorno urbano o rural, artificial o natural”.

Artículo 18º: “Si bien todo jardín histórico está destinado a ser visto y recorrido, su acceso debe ser restringido en función de su extensión y su fragilidad, de forma que se preserven su integridad física y su mensaje cultural”.

Art 21º: “La organización de toda visita a un jardín histórico debe estar sometida a reglas que garanticen la preservación del espíritu del lugar”.

PROTECCIÓN LEGAL Y ADMINISTRATIVA

Artículo 23º. “Corresponde a las autoridades responsables tomar, con el asesoramiento de expertos competentes, las disposiciones legales y administrativas apropiadas para identificar, inventariar y proteger los jardines históricos”.

“Su protección debe integrarse en los planes de utilización del suelo y en los documentos de ordenación y planificación del territorio”.

“Corresponde igualmente a las autoridades responsables tomar, con el asesoramiento de expertos competentes, las disposiciones económicas tendentes a favorecer el mantenimiento, la conservación, la restauración y, cuando sea necesaria, la recuperación de los jardines históricos”.

Pequeños ejemplos oficiados en Administración y Justicia por un simple deslinde vecinal, ponen de manifiesto el espíritu del que lucha, desde este lugar que hoy queremos consagrar como fuente de energía perseverante y singular.

Ver esas defensas por http://www.hidroensc.com.ar/incorte86.html y http://www.hidroensc.com.ar/incorte87.html

 

XIX . Paisajes del diafragma, localización central de las emociones

que alguna vez describí así:

Basta con vivir

los descalabros que narro

para patenciar que Cuerpo y Alma,

son una sola y la misma cosa.

Con lugar suficiente

para hospedar amores :

transitivos e intransitivos;

vinculares y parentales;

constituyendo trascendencia

en constituídas inmanencias;

vientos para autoestima

y cimientos para amor propio

arriba y abajo,

espíritus y savias.

Espíritu Persona y E-Go Profundo

personalidad y profundidad en E-Go

ex-sistencia e in-sistencia

presunción y sub-sistencia

autoestima y amor propio

femenino y masculino

lo visible y lo oculto

aliento y seguimiento

Psijé y Eros

mar y monte

De su unión nace una hija llamada Placer.

Sus abismos encimados engendran Bi-os.

Su fotosíntesis genera verdura.

Sus apareamientos, prodigalidad.

Sus separaciones, desierto; y sol por donde desciende sabiduría.

. .

Antiguos Paraísos perdidos que solicitan y asisten nuestro trabajo “poético”.

Aquí: afectividad, espontaneidad, privacidad... y tus manos, ... te bastarán.

Primarios embelesos de arquetipo colectivo que un día, más allá de la locura,

en la Aurora nos descubre criaturas;

y ella misma, personalísimo arquetipo vincular;

donde relativo y absoluto se tocan y buscan reencontrar.

La ley del “nada se pierde, todo se transforma”, resulta obvia cuando razón parental y razón vincular rescatan en aprecios cercanía.

Bastante, empero, amenaza perderse cuando estas razones luchan y divorcian.

Aquí tallan, aun desde supuesto olvido, ocultas, las arcas.

Que más allá y más acá del viento, las raíces y las savias, aunque siempre ocultas, sostienen en esfuerzo permanente guardia.

 

XX . Paisajes del árbol y las aguas

En la tradición occidental del árbol, las aguas fueron olvidadas.

Persiste una rigidez unilateral que olvida sus raíces en la tierra húmeda. Las aguas han marchado bajo tierra,y nosotros perdido contacto con nuestra sensible relación con los humores: pues nuestro tradicional axis mundi devino todo corteza.

En el proceso, nuestra tradición del árbol ha crecido orgullosa de sus escalas alcanzando el cielo, olvidando por lo tanto su fuente, que desde esa altura retornó a la tierra y devino sombra en las oscuras profundidades de los duelos. Abajo, en el sombrío ámbito de pensamientos, allí, ellos aún reposan.

Jung escribió: ”el agua de la Vida se obtiene con facilidad; todos la poseen; aunque desconociendo su valor, la desperdician; porque asumimos que las cosas buenas están afuera y por doquier; y que la fuente en su propia alma no es sino... el humor por el que todos esperan”.

La vida parte de Psijé moviéndose desde el mito a la filosofía; del asentamiento dórico y jónico a la ciudad estado; de la tradición oral a la escrita; del calor enervante del aliento profundo, a la fría niebla de la muerte que no trasciende más allá de un Ser estetizado, sin sostenedor sentido.

David Miller

 

XXI . Adjunto plano y DVD de datos

8 años y 8 Gigas de antecedentes por: http://www.amoralhuerto.com.ar

 

XX . Agradecimientos

A mis Queridas Musas Alflora Montiel Vivero y Estela Livingston por todo el ánimo e inspiración con que me guian.

 

XXI . Petitorio

solicitamos a las autoridades disponer las restricciones que en libertad proponemos, para que el destino de estos predios no quede librado a los apetitos de los mercados;

y en consideración a las categorías patrimoniales destacadas en este informe y a la coherencia y fidelidad de comportamientos, a sus propietarios responsables del sostén de sus cuidados, se exima de los gravámenes municipales y provinciales que le pesan.

Aprobados estos criterios; acordados y verificados los inventarios de arboledas y dispuestas en el ordenamiento territorial las propuestas de uso del suelo que permitan contribuir al sostén del jardín, conformen estas etapas los consensos básicos que indica el art 5º de la ley 12704 y así permitan su elevación a la Legislatura provincial.

Francisco Javier de Amorrortu

Suite Al Maitén compuesta por Amor a una Musa de este jardín por Joaquín Lera