Hidrología en Suprema Corte Provincial. 67491 . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . 17 . . 69518, 519, 520 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . . 70364 . 217 . . 70751 . 28 . 29 . 30 . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 . 38 . 39 . 40 . 41 . 42 . 43 . 44 . 45 . 46 . 47 . 48 . . 71368 . 50 . 51 . 52 . 53 . 54 . . 71413 . 55 . 56 . 57 . 58 . 59 60 . . 71445 . 55 . 56 . 57 . 58 . 59 . . 71516 . 60 . 61 . 62 . 63 . 64 . 65 . . 71520 . 66 . 67 . 68 . 69 . 70 . 71 . 71521 . 71 . 72 . 73 . 74 . 75 . . 71542 . 76 . 77 . 78 . . 71614 . 79 . 80 . 81 . . 71615 . 82 . 83 . 84 . 85 . 86 . . 71616 . 87 . 88 . 89 . 90 . 91 . . 71617 . 92 . 93 . 94 . 95 . 96 . . 71618 . 97 . 98 . 99 . . 71619 . 100 . 101 . 102 . . 71413 . 103 . 104 . 105 . 106 . 107 . . 71743 . 108 . 109 . 110 . . 71808 . 111 . 112 . 113 . 114 . 115 . . 71848 . 116 . 117 . 118 . 119 . 120 . . 71857 . 121 . 122 . 123 . 124 . 125 . . 71908 . 126 . 127 . 128 . 129 . 130 . 131 . . 71951 . 132 . 133 . 134 . 135 . . 71936 . 136 . 137 . 138 . 139 . 140 . . 72048 . 141 . 142 . 143 . 144 . 145 . . 72049 . 146 . 147 . 148 . 149 . 150 . . 72089 . 151 . 152 . 153 . 154 . 155 . 156 . . 72404 . 157 . 158 . 159 . 160 . . 72405 . 161 . 162 . 163 . 164 . . 72406 . 165 . 166 . 167 . 168 . 169 . . 72512 . 170 . 171 . 172 . 173 . 174 . 175 . 176 . 177 . 178 . 179 . 180 . 181 . 182 . 183 . 184 . 185 . . 72592 . 186 . 187 . 188 . 189 . 190 . . 72832 . 191 . 192 . 193 . 194 . 195 . . 72994 . 196 . 197 . 198 . 199 . 200 . . 73038 . 201 . 202 . 203 . 204 . 205 . . 73114 . 206 . 207 . 208 . 209 . 210 . . 73147 . 211. 212 . 213 . 214 . 215 . . 73406 . 216 . 217 . 218 . 219 , 220 . . 73429 . 221 . 22 . 223 . 224 . 225 . . 73641 . 226 . 227 . 228 . 229 . 230 . . 73717 . . 231 . 232 . 233 . 234 . 235 . . 73748 . 236 . 237 . 238 . 239. 240 . . 74024 . 241 . 242 . 243 . 244 . 245 . 246 . 247 . 248. . 74719. 249 . 250 . . 45090 CABA . 251 . 252 . 253. 254 . 255 . 256 . 257 . 258 . 259 . 260 . 261 . . 45232 CABA . 262 . 263 . 264 . 265 . 266 . 267 . . 16191 CABA . 268 . 269 . . CCF4817 . 270. . CAF21455 . 271 . 272 . 273 . 274 . 275 . 276 . 277 . 278 . 279 . 280 . 281 . 282 . 283 . . CAF25337 284 . 285 . 286 . . CAF37039 . 291 . 292 . 293. 294 .295 . 296 . 297 . 298 . 299 . 300 . 301 . 302 . 303 . 304 . 305. 306 . . CAF84260 . 311 . 312 . 313 . 314 . 315 . . FSM 65812 . 320 . 321 . 322 . 323 . 324 . 325 . 326 . 327 . 328 . 329 . 330 . 331 . 332 . 333 . 334 . 335 . 336 . 337 . 338 . 339 . 340 . 341 . 342 . 343 . 344 . . FSM9066 . 351 . 352 . 353 . 354 . 355 . . FSM 38000 . 361 . 362 . 363 . 364 . 365 . 366 . 367 . 368 . 369 . . FSM 49857 . 370 . . FSM 54294 . 371 . 372 . 373 . FSM 56398 . 374 . 375 . 376 . 377 . 378 . 379 . 380. 381 . 382 . . JFCampana . 383 . 384 . 385 . 386 . 387 . 388 .389 . 390 . 391 . 392 . 393 . Corte Suprema de Nacion . D 179 . 400 . 401 . . D 473 . 402 . 403 . 404 . 405 . 406 . . 407 . . D 412 . 408 . . CSJ 98 . 409 . . CSJ 1698 . 410 . 411 . 412 . . CSJ 791 . 415 . 416 . 417 . 418 . 419 . 420 . 421 . 422 . 423 . 424 . 425 . 426 . 427 . 428 . 429 . 430 . 431 . 432 . 433 . 434 . . CSJ 936 . 441 . 442 . 443 . 444 . 445 . 446 . 447 . 448 . 449 . 450 . . CSJ 1525 . 456 . 457 . 458 . 459 . 460 . 461 . 462 . 463 . . CSJ 1646 . 470 . 471 . . CSJ 2605 . 475 . 476 . 477 . . CSJ 2841 . 480 . 481 . 482 . 483 . 484 . . CSJ 769 . 490 . 491 . 492 . 493 . 494 . 495 . 496 . 497 . 498 . 499 . . CSJ 770 . 500 . 501 . 502 . 503 . 504 . . CSJ 794 . 505 . 506 . 507 . 508 . 509 . . 35889 patrimonios rurales 510 . 511 . 512 . 513 . 514 . 515 . 516 . 517 . 518 . 519 . 520 . 521 . . hidrolinea . . codigo . 1 . 2 . . cartadoc fiscalFed . . cartadoc JuzgFed . . Cartadoc Scioli . . Cartadoc Massa . . Cartadoc CF Rudi . . Cartadoc Macri . . cartadocvidal . . cartadockicillof . . cartadocsimone . . Cartas Doc Conte Grand . 1 . 2 . declaratoria . . declaratoria FGSI . . Cartas Doc a SCJPBA: cartadocSoria . . cartadocdeLazzari . . acceso al habitat . . nuevo paradigma 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . esacasoelagua . . interlocucion 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . . dragados . . tolosa 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . . Ley 25688 . 1 . 2 . 3 . . discurso . . Ley particular . . decreto1069 . . OCSA . . dominios públicos . 1.2.3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . . al mejor derecho . . Ariza . . CAF . denuncia BID . . Gladys González . . censura previa ..sentencia .. huevos.fueros . . sincerar . . costadelplata . . nativas . . EIACostadelPlata .. Puerto ampliación . 274 . . abismos . . antena . 1 . 2 . 3 . 4 . . trama forense 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 13 . 14 . 15 . 16 . . acuerdo . . vientos forestales . . index .

 

Decisiones hidrológicas inconstitucionales carentes del debido proceso

Ver causa CSJ 794/2020

Excma Corte Suprema de Justicia de la Nación

Francisco Javier de AMORRORTU, DNI. 4.383.241, por mi propio derecho y mis propias obligaciones, constituyendo domicilio legal en la Avd. Juramento 1805, 2º piso “A”, C.A.B.A., conjuntamente con mi letrado patrocinante Ignacio Sancho ARABEHETY, LE 17490702, CPACF T 40 F 47, IVA Responsable Inscripto, constituyendo domicilio electrónico bajo el Nº: 20 17490702 2, a V.E. me presento y con respeto digo: 

I . Objeto

Demandar por el incumplimiento del primer enunciado del par. 2º, art 6º, de la ley 25675 en todos y cada uno de los debidos procesos, que desde su promulgación a fines del 2002 a la fecha jamás se hubieron aplicado a considerar y respetar en el estuario: los “equilibrios a las dinámicas de los sistemas ecológicos”; tras disponer y generar el ejecutivo, apertura de viejas y nuevas vías navegables, profundizaciones de canalizaciones, refulados, vuelcos de dragados y vuelcos de efluentes por emisarios, que superan sin límites todo criterio sobre atarquinamientos, en un estuario del Plata donde estas intervenciones multiplican represiones infernales a Madre Natura, con consecuencias letales sobre las penurias inconcientes de los habitantes de la Reina del Plata, mucho más complejas y ruinosas que las generadas en represas hidráulicas de montaña, por lo que, -amén de la ley 25675-, cabe aplicar los más elementales respetos a los debidos procesos señalados en los arts. 1º, 2º y 3º de la ley de obras hidráulicas 23879/90, que ni el Ejecutivo, ni el Legislativo parecen dispuestos a recordar.

En estas decisiones aparecen involucrados los intereses del Tratado Internacional del Río de la Plata; las corresponsabilidades de Hidrovía S.A., de AySA, del Banco Mundial y del BID; y las corresponsabilidades de los ministerios de Transporte que administran los puertos provinciales y el de Nación y las del Legislativo, que no recuerda su rol en esta ley 23879/90, Madre de leyes, anterior en 4 años a la reforma constitucional y delegando a los 3 poderes el cuidado de estos temas; a dos ellos en particular: Ejecutivo y Legislativo.

Por estos horizontes cabe que estas denuncias sean competencia de la Secretaría de Juicios Originarios de esta Excma Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Denunciamos a V.E. la violación a los debidos respetos de los art 41 y 43 de CN; art 75, inc 15 de la CN; art 28º de la CP; art 235, inc c, 240 y 241 del nuevo CC, Art 200 del CPN, Art 420 bis del Código Penal Fed. Rep. de Méjico; art 2577, 2340 inc 4º, 2572, 2579, 2651, 2642 y 2634, 2638, 2644 y 2648 viejo CC; presupuestos mín arts 4º, 6º, 8º, 11 a 13 y 19 a 21 de la ley 25675, ley 25688, ley prov. 5965y arts 1º, 2º y 3º de la ley 23879/90.

Solicitamos sus respetos y cumplimientos; alertando en particular por los 3 primeros artículos de esta ley 23.879 cuyos incumplimientos indican 1º) la necesidad y urgencia de alertar al ejecutivo y al legislativo sobre las audiencias públicas que caben a la renovación de contratos de intervenciones estuariales en la hidrovía; 2º) en las decisiones que les caben a las comisiones del Senado aplicadas a la apertura de una nueva canalización “canal Magdalena”; 3º) en las decisiones resueltas por el Ejecutivo sin consultar al Legislativo, para acordar el 3/2/17 con la R.O.U. la profundización del canal Martín García; 4º) y seguir dejando abandonado el canal natural Buenos Aires, -el más profundo del estuario-que permitiría la salida de naves de mucho mayor porte por el Paraná Guazú, tras estudiar y resolver los problemas planteados a la altura de la barra del Globo; 5º) la barrera infernal de efluentes de los emisarios de AySA cruzados a las ya exiguasdinámicas del estuario, que precipitarán de inmediato por brutal capa límite térmica e hidroquímica a la salida de las inútiles pretendidas bocas difusoras. Este será el golpe mortal a todo este sector del estuario de 120 Km2 con tan solo 80 centímetros de profundidad promedio, encerrado entre el frente deltario, estas barreras de *Kweks, la costa urbana y los refulados del Emilio Mitre.

Esta agenda de alertas judiciales a crónicas veladuras hidrológicas criminales por parte del Legislativo y Ejecutivo, no es para dejar dormida mientras el ejecutivo avanza con insólitos “consejos” para evaluar las tareas del poder judicial.

 

II . Antecedentes del punto 1º: la hidrovía

Amén de los desequilibrios ya generados desde fines del siglo XIX tras el abandono del brazo Norte de salida estuarial del Paranáde las Palmas y dragado del brazo Sur, a partir de 1967 se dieron las grandes afectaciones a las dinámicas de los sistemas ecológicos involucrados en los corredores de flujos y sedimentaciones naturales de este estuario del Plata con la apertura del canal Emilio Mitre.

Los estudios presentados en esa oportunidad por la consultora británica Halcrow no han sido desde entonces reeditados. Ver estos hipertextos: http://www.alestuariodelplata.com.ar/halcrow.html

http://www.alestuariodelplata.com.ar/halcrow2.html

http://www.alestuariodelplata.com.ar/halcrow3.html

http://www.alestuariodelplata.com.ar/halcrow4.html

Hoy solo se guían por la premisa mecanicista del control de la velocidad de circulación de las aguas del dichoso canal, que imaginan encontrar respuesta a los problemas de sedimentación que se generan a la salida de la canalización obrada en el arroyo Las Víboras, mediante la data que surge de 12 boyas instaladas en el canal, controladas por 2 profesionales del CONICET de obtusa visión, que trabajan en el Servicio de Hidrografía Naval al final de la Avda Montes de Oca.

Las audiencias públicas celebradas a partir del 2002 con respecto a los nuevos contratos de tareas en la hidrovía se han celebrado en distintos lugares, pero muy alejados de las afectaciones estuariales donde esta demanda plantea severas inconstitucionalidades en trámites del Legislativo y del Ejecutivo, jamás referidos a los cumplimientos debidos a los arts. 1º, 2º y 3º de la ley 23879.

Las calamidades ya generadas por el sostén y profundización de la hidrovía, ya aparecen denunciadas en esta Secretaría de Juicios Originarios en la causa CSJ 1646/19,

visible por http://www.hidroensc.com.ar/incorte288.html.

Las que generarán los vuelcos de efluentes por emisarios van por CSJ 791/2018 y lasque plantean la ampliación del puerto de Buenos Aires van por CSJ 770/2020.

 

Alertas de la Ofic. Anticorrupción y “otros”+ actuales

La oficina Anticorrupción, en el caso de Estudio Hidrovía Paraná Paraguay (Hidrovia Océano Atlántico-Santa Fe), en abril de 2003 emite un informe de 42 páginas cuyos puntos principales son: Pliego de Bases y condiciones: mal diseño del pliego, realizado intencionadamente adrede para favorecer a la empresa.

El pliego fue violado sistemáticamente e incumplido en varios artículos, por ejemplo renegociando y ampliándolo de 10 a 18 años, 7 años antes de la finalización del período de Concesión original, cuando el Pliego establece que la concesión solo podría renovarse al término de los 10 años de haberlo firmado. Rentabilidad de la Obra en Concesión:

Se presume que se favoreció una tarifa inflada. La empresa jamás fue sometida a una auditoría de costos. Se incrementa considerablemente la rentabilidad en pesos, al dolarizarse las tarifas. Adjudicación Directa de Contrato Público: debido a la indemnización por falta de entrega de equipos a la que el Estado se comprometió, se adjudica en forma directa la reparación de equipos en plazos irrazonables. Inexistencia de un Órgano de Control Independiente: Al no estar conformado no es posible contar con información veraz sobre el estado de la obra.

http://web.tau.org.ar/upload/b458f0af6379d6e2068fd8e7feb73f3a/DragadoRioParana.pdf

Con respecto al Valle Aluvial del río Paraná, desde el año 1969 no se cuenta con ningún tipo de información hidrométrica, hidráulica, batimétrica, ni sedimentológica de los cursos de agua 11. Pero esto no es justificativo para no actuar y tomar conciencia de la modificación que se está provocando en el río. Expresiones tales como “traer el océano a las chacras”, puede ser una fórmula redituable para abaratar fletes, pero puede ser también el inicio de un descalabro ecológico difícil de recuperar

La seriedad de lo apuntado por la OA, acierta con su enfoque a respetar el orden de cuestiones a mirar señalado por el par 2º, art 6º de la ley 25675.

Decía Mariano Ocampo en La Nacion del 5/8/2019

Los dos socios en Hidrovía SA explotan un negocio de US$200 millones anuales desde 1995, en el que les cobran peaje de US$3,06 por tonelada a todos los barcos que entran y salen del río Paraná. Por esa vía navegable se transporta el 70% del comercio exterior del país.

Suena un poco raro lo de US$200 millones anuales. Un Panamax y sus holgadas 60.000 tons suman US$180.000. Si estimamos que la cifra fuera el doble tal vez estaríamos más cerca del balance facturado. De hecho, en el 2018 superaron los US$ 400 millones.

Es el mayor peaje de América Latina y un área estratégica para el futuro acuerdo Unión Europea-Mercosur. Por eso hay muchos interesados en continuar esa actividad, además de Jan De Nul y de Emepa, ahora distanciadas entre sí. Se postularán el holding chino Shanghai Dredging Company (SDC) y las holandesas Boskalis, Dredging y Van Hool. Pero las peleas internas en la UTE Hidrovía SA desataron fuerte tensión.

Según pudo saber LA NACION, Jan De Nul reclama desde hace años que pierde dinero en el reparto de dividendos. "Perdemos dinero por hacer el dragado del río, nuestra especialidad, que tiene fuertes costos, y Emepa gana mucho dinero por el balizamiento, que tiene muchos menos costos", dijo un directivo de Jan De Nul.

Mejor no averiguar de qué recursos vivió la UCR en todos estos años.

"Podemos presentarnos solos, sin socios argentinos, y ganaríamos plata. Además, Emepa es un problema político luego de las coimas", señaló la fuente oficial vinculada a Jan De Nul. En tanto, Emepa confirmó a LA NACION mediante sus voceros que "participará de la licitación por el manejo de la hidrovía que impulsará el Estado nacional, producto de su experiencia en la gestión diaria de la vía navegable más importante de la Argentina".

Señaló además, que "para ello está implementando un proceso de reestructuración organizacional con eje en la política de compliance. De esta manera, podrá ser parte de un consorcio competitivo de cara a la futura licitación".

La empresa Emepa ya no tiene a Romero en ningún cargo directivo, porque renunció. De ese modo, el propio investigado en la causa cuadernos ya no estaría en el medio. Por eso se postularía Emepa.

Tal como adelantó LA NACION, el ministro de Transportes, Guillermo Dietrich, prepara la licitación con fuertes cláusulas anticorrupción para que no participen empresarios sospechados. Los oferentes deberán cumplir el decreto 1023 y la ley de responsabilidad penal empresaria. En la actualidad, Hidrovía SA reparte el 50% de los dividendos para cada socio, Jan De Nul y Emepa.

Pero la belga dice que tiene muchos mayores costos por dragado que Emepa por balizamiento. "Tenemos el 90% del costo y ellos, el 10%, por lo tanto el reparto los favorece a ellos, claramente", dijo un directivo de Jan De Nul. Pero Romero siempre hizo valer en Hidrovía SA su capacidad de negociación política y se presentaba ante sus socios como el empresario de más fuertes vínculos con la UCR.

¿ “vínculos”? ¿600.000 dólares de coima? ¿Tan barato arreglar el decreto de CFK para extender un negocio de $US400 millones por 8 años? ¿A qué gobierno le interesaría meter las narices en cuestiones del equilibrio de las dinámicas de los sistemas eclógicos comprometidos en el estuario, si los intereses -ya no de un empresario, sino-, de partidos políticos centenarios pasan por otro lado?

Mejor dejemos estas cuestiones “peri-odísticas” de lado y sigamos con nuestra denuncia de los estragos hidrológicos.

 

Al más avanzado de los Radicales Alfonsinistas

Comentario subido a esta nota de La Nación 

Rodolfo Terragno: "El conformismo educativo, la idea de que la escuela debe contener, me parece un peligro"

Inteligencia y honestidad bien por encima del promedio. Libertad y correspondiente responsabilidad, bien activas. Sin embargo, le sugeriría Estimado Terragno acariciar los límites primarios que carga toda y cualquier ecología "científica" que Ud aprecie imaginar. Mirar por una ecología de ecosistemas no es tarea científica, sino, en primer lugar, fenomenal. Mirar los gradientes que enlazan los ecosistemas es tarea muy anterior a la que conduce la ciencia. Y entra por los ojos; no por la razón.

Por cierto, el acceso fenomenal siempre es eurístico, obra de espíritu. Gracia que viene por el Amor vincular. Nada que ver con la ciencia y mucho menos con sus catecismos. El pasaje de acople a inteligencia artificial es inconcebible sin soporte espiritual concreto. Infinitamente más ligado a la integridad de comportamientos, que a ciencia alguna.

Los procesos convectivos metafóricos en la condición humana aprecian presencia de temas muy pasados, bien pesados, nada lineales ni laminares. Son los únicos que acercan sospecha del sentido vertical "desordenado" que carga desde hace décadas nuestra política y facilitan comprender algunas flojeras de arriba y abajo, de uno y otro lado. Su advección, sin embargo, no solo explica hacia dónde apunta, sino desde dónde apunta. Esa comprensión no implica sumarse a flojeras.

Por la suavidad y coherencia de sus ejemplos le saludo con mucha estima de sus serviciales aportes a la Nación, Francisco Javier de Amorrortu25-5-2015

 

III . Del proyecto del canal Magdalena

Pasos previos al cumplimiento de los arts 17 a 22 del Tratado Internacional del Río de la Plata: Estudios de impacto ambiental, respetando en particular, la debida prelación que cabe a los equilibrios de las dinámicas de los sistemas ecológicos involucrados en la traza del canal Magdalena, que son la 1ª cuestión a ser respetada, presentando el ejecutivo estos EIA al Legislativo, para luego éste convocar a audiencia pública en ámbitos del Senado de la Nación.

Propongo que, de continuar las restricciones de la pandemia, esa audiencia pública se celebre mediante videos y pdfs girados a un centro de divulgación del Senado, que se ocupe de su registración y libre divulgación. Quedarán mejores constancias, que los contrastes entre las guitarreadas de los ambientalistas por los patitos y los silencios que dedicaron a las dinámicas del río Santa Cruz.

 

Silencios y errores de apreciación

de las energíaspresentes en un sector propuesto para la traza del canal Magdalena, que conducirán a la torpeza de enfrentar un corredor de flujos convectivos de incomparable energía presente en ese sector de la Barra del Indio que introduce al frente marítimo y se ocupará de destruir de continúo todo lo obrado

Esa lucha entre Natura y el caprichoque bien inoportuno encarna esta propuesta, sin duda pone en riesgo el equilibrio de la dinámica de los sistemas ecológicos allí involucrados con consecuencias devastadoras para la obra y aberrantes para esas energías que llevan todas nuestras miserias al más profundo océano.

Las Especificaciones Técnicas que deberían dar noticia de las energías presentes en la zona de la traza, cabía imaginarlas en alguno de los Anexos que integraban la resolución 600/14. Esa información que permitiría verificar el nivel de los conocimientos de quienes proponen esta traza, nos fue negada sin razón.

 

Ningún secreto de Natura deberían retener, que se muestre a los que nunca han entendido de flujos estuariales y se niegue a quienes han venido mirando por ellos por más de 15 años. Secreto que cabe en el resguardo de la ignorancia.

Las altas energías presentes en la ribera bonaerense guardan correlato con las mareas, la erosión de la costa y cantidad de sedimentos involucrados en el área; de cuyos viajes destinales ninguno de los consultoresacerca claridad.

Ver en este gráfico que sigue, antecedentes de trabajos de Patricia Jaime, Angel Menendez y Mariano Ré, del INA, mostrando sobrada confusión conceptual.

La energía del corredor de flujos aquí involucrada -con transportes sedimentarios a 4000 Kms de distancia y a 5700 m de profundidad-, supera la imaginación de quienes proyectaron esta obra. Soslayar estas energías no resuelve ninguno de los deseos de quienes buscan mejores salidas al mar.

Ver este http://www.alestuariodelplata.com.ar/viajesedextra.html

Quienes acercaron soporte de consultoría a Hidrovía (Jan de Nul y EMEPA) para el destino ruinoso de los barros generados con la draga de arrastre, son las empresas DELOITTE & CO., ESTUDIO GRADOWCZYK Y ASOCIADOS S.A.T. y SEVERGNINI, ROBIOLA, GRINBERG & LARRECHEA. No reconocemos de sus trabajos publicados ninguno que refiera de este corredor de flujos que presenta embate ecológico directo a esta propuesta que va por frontal disociación.

Un par de investigadores han estado siguiendo flujos con boyas derivantes, que poca noticia dan de la columna de agua y en adición, fuera del área crítica. Y en adición de confusiones, siempre creyeron que las aguas dulces marchan por encima de las saladas, ignorando la enorme carga sedimentaria que cargan las primeras, en disociación que privilegia la conservación de sus energías convectivas, que siempre reconocen en los fondos la memoria de sus tránsitos.

Nunca imaginaron que estos sistemas convectivos se conservan disociados en términos térmicos e hidroquímicos. Y basta un ligero gradiente para esa disociación. La mecánica de fluídos ignora todos estos compromisos termodinámicos vinculares, pues nunca desarrollaron laboratorio para modelizar estos flujos.

Jamás imaginaron el aporte energético que acercan los propios sedimentos al sostén dinámico de estos sistemas naturales abiertos. Por ello, este corredor que atraviesa el estuario por la Barra del Indio reconoce 4 veces más velocidad que los flujos en descenso en la costa uruguaya en el Río de la Plata interior.

Reiterar que ignoran todo acerca de este corredor de flujos que se ocupará de borrar de continuo todo lo obrado, es pleonasmo insuficiente para todos los fracasos obrados por el ojo mecánico en aprecios a flujos en planicies extremas.

Resolver con modelación matemática extrapolando fabulaciones gravitacionales en modelos de caja negra, ha sido la receta del credo newtoniano durante un cuarto de milenio, soslayando con el calificativo de “turbulentos” las complejidades termodinámicas propias de estos sistemas naturales abiertos y enlazados.

Gráfico de Jaime y Menendez del INA, al que ya oponía diferencias hace 7 años

En 1875 y 1896 ya teníamos estos planos de Aizpurúa y Dufourq. Mirar el de arriba

Comentario que disparó una curiosa alerta

No bien apareció la noticia de la Res 600/14 de la SSPyVNN llamando a licitación para el nuevo canal Magdalena, subí un comentario a un semanario técnico advirtiendo que el mantenimiento de ese canal iba a resultar la tarea más infeliz que nadie querría imaginar y expliqué los motivos en la brevedad propia de un comentario.

A la media hora recibía mail de un conocido experto en transporte marítimo, pidiéndome tener un encuentro, que sin demoras acordamos. Este hombre, bien mayor de edad, muy apreciado por su honestidad, experiencia y capacidad de trabajo, me comentó que le sorprendió mi expresión porque estaba advirtiendo sobre la poca Vida de ese canal. Y estimó que estaría al tanto del mismo secreto que él imaginaba conservar, siendo que quien se lo había confesado le había pedido estricta reserva.

Al parecer, y con el debido resguardo del “secreto”, hace unos años hicieron con una importante draga un ensayo en ese sector para ver cómo se comportaba lo obrado. Y para desilusión de los que tuvieron esta feliz iniciativa, la obra desapareció en pocas semanas.

No era este "secreto" la fuente de quien suscribe esta alerta reiterada, habíendole tocado en suerte un 15 de Agosto del 2009 descubrir un corredor de flujos que arrancaba a pocos kilómetros al Oeste del Tuyú, subía por la bahía y atravesaba a 90º toda la boca del estuario siguiendo el escalón de fondo de la Barra del Indio a una velocidad de 2,4 nudos, al doble de la que traían los flujos en descenso por la costa bonaerense.

Tan sorprendido quedé en su momento de ese sistema que nunca había sido mencionado por nadie, que lo bauticé con el nombre de la Musa que guía mis trabajos: "corredor Alflora". Al día siguiente Google daba noticias de ese hallazgo. Hoy mismo verificable tan solo escribiendo “corredor Alflora” en el buscador.

Unos años antes había venido a la Argentina el Dr. Prof. Gregori Koff , titular del laboratorio de Desastres Geológicos de la Academia de Ciencias de Moscú, a presentar el anteproyecto del Aliviador del Salado. Un amigo personal, el Ing José Da Cunha lo había acompañado en sus presentaciones y me comentó que éste había hecho incapié en dos cuestiones: 1º, advertir que era un error muy grave pretender escurrir áreas endorreicas como lo proponía el plan maestro del Salado, pues ellos habían cometido ese mismo error en el plan maestro llevado a cabo en las planicies ucranianas y jamás ocultaría esa experiencia a otros que solicitaran sus servicios. Y en 2º lugar advirtió que las canalizaciones obradas a lo largo del siglo con salida a Samborombón habían provocado un desastre geológico. Se refería a las salidas con criterio mecánico que no correspondían en sus sedimentaciones a los ordenados procesos naturales que reconocen los cordones litorales de salidas tributarias.

Este problema es algo más complejo de explicar que la teoría mecánica que los infiere de la energía de una ola oblicua. Este que suscribe los infiere de la prolija sedimentación de borde cuspidado que por capa límite térmica los conforma en la cara externa del corredor de flujos de salida tributaria en el tramo de acople a lo que llamamos deriva litoral; asistente irremplazable de la eficiencia de todas las salidas tributarias estuariales y marinas. También esta deriva litoral es inferida por la mecánica en función de la ola oblicua.

Ver 14 hipertextos dedicados a este tema :http://www.alestuariodelplata.com.ar/deriva.html a /deriva14.html

El caso es, que este sistema que arranca de Samborombón lleva una enorme carga sedimentaria, que cual móvil batería termodinámica asiste de energías convectivas al corredor Alflora en su cruce de la boca estuarial que va de Punta Piedras a Montevideo y más allá bordeando la costa uruguaya hasta el Chuy, antes de convectar a 90º y buscar el cono de sedimentación en el talud oceánico.

Por ello, su capacidad para llevarse “puestos” –de acoplar a sus espaldas-, todos los sistemas de flujos en descensos que bajan por el estuario, es invitación a mirar con mínima atención estas novedades, que a nadie quitan su libertad; por el contrario, los hace más libres. El conocimiento tiene esa virtud.

Si el INA y los demás consultores aplicados a estos temas jamás han hablado de este sistema y de ningún sistema que reconozca energía solar y no simplemente gravitacional, lo mínimo que me cabe es regalar esta novedad. Que ya hube expresado en oportunidad de celebrarse en Octubre del año 2010 el Primer Congreso Internacional de Ingeniería organizado por el Colegio Argentino de Ingenieros. Los 2 trabajos sobre fenomenología termodinámica estuarialson visibles en http://www.alestuariodelplata.com.ar/convec2.html

La delicadeza y trascendencia de estas miradas está acreditada en tarea judicial que reconoce en SCJPBA 47 demandas de hidrología urbana, con más de 14 millones de caracteres, y 15 con ésta en CSJN, sin jamás haber pedido a cambio algo personal. Aprecio sembrar conciencia de este cambio de paradigma en cosmovisión hidráulica cuyos catecismos son responsables de todos los fracasos de obranzas en planicies extremas, aquí y en todos los rincones del planeta.

Estos sistemas convectivos guardan en los fondos la memoria de sus tránsitos y no en superficie. Por ello es inútil toda la experimentación que hacen y han hecho con un par de boyas derivantes. Solo son dables de reconocimiento por imagen satelital y depósitos sedimentarios… o acertar, con muchas más boyas.

En este caso del corredor Alflora, se trata de un ramillete de sistemas disociados en sus gradientes térmicos e hidroquímicos o halinos, que aún así marchan apareados.

Ver http://www.alestuariodelplata.com.ar/frentehalino8.html

Este ramillete convectivo reconoce un ancho cercano a los 40 Kms. El más occidental y de agua más dulce barre la Barra del Indio y pasa al Oeste del banco de Arquímides. Los apareados al Este barren el fondo del Frente Marítimo y se relacionan con las sedimentaciones en el banco Inglés y en los horarios de reflujos, con el anterior.

A pesar que la sedimentología siempre acreditó en estas áreas una gran sedimentación fruto de “floculación termohalina”, nada de eso se comprueba en estos escalones del perfil de fondo de la Barra del Indio, que se mantienen limpios y sólo descargan sedimentos en los bancos recién mencionados, fruto del encuentro de una energía mareal que ingresa a esa distancia de las costa uruguaya y extiende sus efectos hasta el Umbral de Cufré. (Los sedimentos del banco de Rouen responden a otras energías).

La mayor parte de estos sedimentos, junto a los que bajan del Bermejo y los silicatos que suben de Necochea, Mar del Plata y el resto de las playas bonaerenses, todos ellos reconocen senderos que se unifican en su descarga en un extenso cono de sedimentación que arranca en el talud oceánico frente al Chuy.

Allí se sumergen en el talud oceánico, descendiendo rápidamente de los 200 a los 1500 m para luego seguir al Este unos 1200 Kms antes de convectar al Sur otros 1300 Kms siguiendo el gradiente térmico que guía sus advecciones.

Rebotando en el fondo y siempre sus aguas dulces disociadas de las saladas. Que por marchar por debajo de las saladas no son registradas estas dimensiones y tránsitos por el satélite Aquarius que solo mide salinización en los primeros 10 cms de la superficie. Infirieron que las aguas dulces marchaban por encima de las saladas, olvidando la carga de sedimentos que les acompañaban y energizaban.

Ver http://www.alestuariodelplata.com.ar/viajesedextra.html

Quien estudie el acople del corredor de flujos que baja por la costa bonaerense a 1,3 nudos, con el que sube por la bahía a 2,4 nudos, advertirá que la más ligera diferencia de temperatura que supere las dos décimas de grado se transforma en inmediata sedimentación. De ello da prueba el banco de El codillo.

Pero si en adición le insertan una canalización a 37 pies, las diferencias mucho mayores de temperatura provocarán un infierno sedimentario que acabará con todos los sueños de este canal de Magdalena en menos tiempo de lo que nadie imagina, pero que al parecer de quien me contactara por mail, alguno de la SSPyVNN ya conoce por la secreta experiencia obrada de la que nadie quiere hablar. No es necesario que alguien hable del secreto. Basta con lo que ilustran estas advertencias, que no habiendo conocido ese secreto, sorprendió a ese viejo experto.

En este estuario, al igual que en todos los estuarios del planeta, no hay un cm3 de flujo que no se reconozca cargado de energías convectivas. Sin embargo todas las modelaciones van por flujos laminares. Van por lo simple, aunque a esas dinámicas en planicies extremas nuestro núcleo no aporte la millonésima parte de las radiaciones de ese sol, cuya masa representa el 99,8% de todo el sistema.

El 0,023% de esa energía solar alcanza para alimentar en el reino vegetal los procesos de fotosíntesis. 1000 veces más, el 23%, es lo que entrega el sol de la energía que llega a la tierra para alimentar el movimiento de los fluídos. Sin embargo, nunca hablamos de ello. El abismo cognitivo es …

 

IV . La profundización del canal Martín García

Entreveros de 6 años resueltos por el Presidente Macri sin consultar al Legislativo, para acordar con la R.O.U. en el marco del TIRP.

De las aguadas de las dos riberas

Aún considerando que este capítulo no fuera parte de la demanda, si lo es de los contextos, de la visión global que cabe acercar a estos temas nacidos de la necesidad de acomodar las vías navegables para los cada vez más grandes navíos que asisten el comercio internacional.

Dufourq nos muestra al Barca Grande atravesando el banco de las Palmas y de la Playa Honda con 3 brazas (5,4 m), accediendo por senda directa al Guazú.

La otra alternativa era entrar por el que hoy llamamos canal Buenos Aires.Quienes venían por la costa uruguaya lo hacían por el canal Martín García. Para tener una idea de la importancia de los ríos, el estuario y sus canales naturales, acercamos esta elemental información:Los flujos ordinarios del Paraná a la altura de Rosario dicen reconocer 17.439 m3/s. Los del Guazu a su salida: 5836 m3/s. Los del Sauce: 4439 m3/s. Los del Bravo: 4418 m3/s. Los del Paraná de las Palmas: 2746 m3/s. Los del Miní y Gutiérrez parecen estar en valores similares al anterior. El río Uruguay a la altura de Concordia reconoce caudal medio (serie histórica) 4.622 m³/s.Siguen cartas de 1906 y 1914

Más allá de los errores que tuvieran estos datos, nos dan una idea de los caudales que bajan por territorio argentino y la relativa pequeñez de los caudales del río Uruguay cuyas riberas compartimos; y así como reconoce un máximo registrado (desde 1898) en 37.714 m³/s (09/06/92), también reconoce un mínimo registrado (desde 1898) en 109 m³/s (03/02/45)

Este río Uruguay tiene a su vez un fenomenal problema: que es ver el avance del Gutiérrez, Sauce, y Bravo con enormes cargas sedimentarias relativas si se las compara con las del Uruguay, estrechando cada vez más la salida de una cuenca de más de 400.000 Km2.

Frente a Nueva Palmira el corredor de flujos de salida del río Uruguay apenas supera los 200 m de ancho y velocidad al menos 3 veces menor a las de sus vecinos que bajan por territorio argentino cargados de sedimentos y correspondientes ricas energías convectivas. Energías convectivas que el río Uruguay perdió en Salto Grande y muy poco recupera de ellas aguas abajo. Ver  http://www.alestuariodelplata.com.ar/uruguay3.html

El Uruguay necesita de esta salida que conduce por el canal de Martín García al puerto de Montevideo; tanto como la Argentina necesita resolver la vinculación al Guazú por alguna de las dos entradas que alguna vez tuvo.

Hoy la entrada al Guazú por el canal Buenos Aires ha quedado abandonada por el problema que encuentra a la altura de la barra del globo en cercanías al punto de unión entre ambos canales: Martín García y Buenos Aires (Km 62 al 75).

Por su parte, el problema que cargaba el canal Martín García era bastante más complicado de resolver. Los 32 pies al cero que reconocía el cruce entre Martín Chico y la isla reclamaban 1 año de trabajo para dinamitar la placa cristalina que por allí aflora y lograr llevarla a los actuales 38 pies, por fin resueltos tras 8 años de tironeos, US$ 129 millones y un año de trabajo .Tarde o temprano tendrán que volver a profundizar por las mayores exigencias de calado. Mientras tanto deberían estudiar de resolver el paso del canal Buenos Aires por la barra del Globo con aguas cien años atrás mucho más profundas: de 35 a 75 pies

La ROU nunca habló de ello, porque siempre apreciaron que la Argentina contribuyera con el Martín García. Debería contribuir el entendimiento de nuestro olvido, de por qué se dejó de enfocar el problema de la Barra del Globo.

Resolver el tránsito por el canal Buenos Aires no es de interés primario del Uuguay. Para reabrirlo basta refular al Oeste de la traza cada vez más amenazada por las derivas litorales que suben del lado Este de los Pozos del Barca Grande.

Esto sería en términos muy escuetos lo básico que cabe comenzar a reconocer de los intereses y problemas de la aguada oriental.

De la aguada occidental ya hemos comentado con largueza. Pero tal vez no lo suficiente para resaltar el valor de sanear el sistema del Barca Grande, tanto en sus enlaces termodinámicos con las bocas abandonadas del Paraná de las Palmas, como con la obstruida del Miní y en especial con el cruce del banco de las Palmas y de la Playa Honda acompañando al afloramiento de las nuevas áreas peninsulares fruto de los refulados en el Emilio Mitre.

Esta es la primera y más importante intervención a considerar por sus múltiples consecuencias preventivas, remediadoras y generadoras de una nueva vía de salida que ayude a resolver los límites ecológicos que ya carga la hidrovía. En lugar de ensanchar la solera, la disponen para una sola vía. Entran por el Emilio Mitre y salen por el Barca Grande… y de paso contribuyen a frenar la endemoniada deriva litoral que ya está haciendo del frente deltario central un infierno.

"Cientos de miles de años hemos pasado gozando de la Vida reflejada en las riberas, pero en tan sólo un cuarto de milenio hemos construído en planicies extremas los más aberrantes sarcófagos fluviales que aún hoy la ciencia hidráulica no alcanza a imaginar.

Ya no se trata de un simple problema de dominialidad; o de prevenciones; sino de la destrucción de estos sistemas ecológicos en hidroesferas estuariales". FJA

Sigue carta de la abandonada salida del Paraná de las Palmas, para obrar el troglodítico ventury en el arroyo Las Víboras y generar un caos sedimentario aguas arriba

V . Resumiendo

La primera de las alternativas propuestas es muy pequeñita. Solo un pequeño botón de muestra que oriente la mirada a termodinámica de sistemas naturales.

La reposición de los flujos de esas dos salidas, al igual que las del obstruido Miní y sus conexiones con los flujos del Barca Grande tras haberle abierto el paso por el banco de las Palmas y de la Playa Honda, se traducirá en una disminución de la velocidad de salida por el Emilio Mitre.

Esto bajará el nivel crítico de ese pasaje dando oportunidad a un aumento de su temperatura, vital para el transporte sedimentario y para poner algo de orden en el desastre de gradiente que enfrentan las aguas de este corredor a su salida.

Que amén de estar completamente disociado el sistema convectivo del soporte de calor inexistente en estos fondos bien a lo bruto dragados, se encuentra a su salida con una caja termodinámica invertida, que viola la 1ª ley de cabo a rabo.

Sus gradientes solo suman desenlaces con ningún otro provecho que precipitación sedimentaria extrema. Eso es lo que hoy y desde hace tiempo padecen con la propuesta de profundización por no estimar los límites ecológicos de estas canalizaciones, concentrada como está su mecánica atención a la información de las 12 boyas a cargo su interpretación de dos físicos en dinámica costera, que en 20 años jamás infirieron criterios de termodinámica natural abierta alguna.

El desastre por ausencia de criterios termodinámicos que acompaña a esta obra, ni remotamente reconoce en las miopías de estos científicos los límites de sus alcances. La permanente tarea de dragado que nunca ha cesado de aumentar y desde hace un lustro está en valores por encima de los US$ 400 millones anuales, es la que da testimonio de sus nada gratuitos despistes cognitivos.

Y recalco lo de no conocer límites, pues ni la menor idea tienen del desastre que han contribuído a generar con las nunca iluminadas brutales acreencias insulares en el frente deltario debidas al aumento extraordinario de la deriva litoral provocado por el superlativo desvío de energías de las tres bocas que quedaron abandonadas y del área peninsular sumergida sumada al banco de las Palmas y de la Playa Honda para ver, reitero, desde hace medio siglo a la deriva litoral y central desenfrenada llevando sedimentos aguas arriba.

Si los que carga el Emilio Mitre ya son un infierno que los mantiene varados, ensimismados y por completo atareados, los que multiplican estragos en el frente deltario central los superan en tan alto grado, que no hay otra forma de alertarlos que haciendo esta denuncia que provoque las iras mecánico catecuménicas y saquen a relucir sus criterios en la plaza del mercado donde siempre las tramas forenses apreciaron reunir y exhibir desconciertos.

Hasta ahora han respondido con el silencio. Al panorama que exhibimos cabría esperar devolución de algo más que balbuceos.

Los sistemas convectivos necesitan empezar a considerarse en función de la cantidad de sedimentos transportados, distribución de sus temperaturas y acceso a transferencias de sus fuentes de energía. La velocidad y la capacidad de transporte sedimentario lucirá en segundo término y no como fruto de prepotencia mecánica, sino de asimilación térmodinámica natural, abierta y enlazada.

Halcrow, Hidrovía y la SSPVNyMMN, no han mirado en 53 años por compromiso de equilibrio dinámico de sistema ecológico alguno en este frente estuarial y mucho menos con sistemas termodinámicos naturales abiertos y enlazados.

Ya es hora que miren a la deriva litoral con otras herramientas, que no las mecánicas de medir ángulos y contar olas. Aprendan a mirar la columna de agua, la temperatura del fondo, el gradiente térmico a lo largo del sistema, los enlaces entre ecosistemas y los accesos energéticos en todo tipo de interfaces.

Poner en orden el equilibrio de las dinámicas de estos sistemas en términos ecológicos (primer enunciado del par 2º, art 6º de la ley Gral del Ambiente marca la pauta general que introduce esta demanda por el debido proceso, a la que sigue la descripción de las remediaciones dando las pautas de los particulares desaciertos al comienzo mismo, en el inicio de la traza en el arroyo Las Víboras.

El costo de la hidrovía no es lo que factura EMEPA y Jan de Nul, sino el de los inefables desastres generados hasta más allá de los vuelcos de dragados al Sur del Km 26 del canal de acceso, que nadie parece interesado en considerar.

Respecto del sarcófago de piedras inscripto en el arroyo Las Víboras cabe solicitar su transformación por caja termodinámica de costas blandas y bordes lábiles con el perfil transversal adecuado a oficiar transferencias a 90º del eje del sistema que hoy no responde a advecciones, sino a prepotencias mecánicas.

En esta caja tendrán toda la suerte de fundar un laboratorio de modelización física de flujos convectivos, que por más cargado de dificultades pondrá en evidencia los abismos térmicos invertidos que tienen enfrente de sus ojos ciegos.

Aquí sugiero se invite a la Dra Agnes Paterson, a cargo de todas las cátedras de hidráulica de la UBA y de todos los equipos de investigación, a hacer el esfuerzo de encarar estas tareas. Que aunque no alcancen a transitar con la delicadeza necesaria estas modelizaciones, al menos saquen provecho del intento de generarlas. Tengo plena confianza en su integridad y en su delicadeza para acercar contribución después de una Vida de servicio sin flojeras.

Con invertir el 1% de lo que aplican anualmente en la hidrovía dan el paso fuera del plato mecánico que nunca dieron. El CONICET está demasiado comprometido con los sostenes catecuménicos, para ser ellos los que se animen y se descubran inspirados en este desafío puntual.

Solo el advertir que tienen la caja termodinámica perfectamente invertida a la salida del sarcófago, les abrirá los ojos que nunca abrieron. Por poco que miren quedarán deslumbrados. Y no es con modelos matemáticos, ni discusiones como se abrirán a estas tareas, sino mirando e interpretando imágenes concretas.

Aunque no solucionen los problemas denunciados, verán sus vocaciones enriquecidas y ellas se ocuparán de sembrar semillas de conciencia para un día encontrar las respuestas. Los abismos denunciados son de escala cognitiva abismal y para enfrentarlos solo caben vocaciones, invitaciones y elecciones, que ya cada día verán iluminadas sus tareas. En un año cabe esperar más novedades que en 53 años … y un camino sin retorno.

La trascendencia de los debidos procesos cognitivos se derrama en todas las situaciones que solicitan asistencia en las anteriores demandas y funda la mayor seriedad para entender qué compromisos atiende una ecología de ecosistemas hídricos en planicies extremas, más allá del festival de semiologías diversas.

sigue a pág 29