Hidrología en Suprema Corte . 67491 . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . 8 . 9 . 10 . 11 . 12 . 14 . 15 . 16 . 17 . . 69518, 519, 520 . 18 . 19 . 20 . 21 . 22 . 23 . 24 . 25 . 26 . 27 . . 70751 . 28 . 29 . 30 . 31 . 32 . 33 . 34 . 35 . 36 . 37 . 38 . 39 . 40 . 41 . 42 . 43 . 44 . 45 . 46 . 47 . 48 . . 71368 . 50 . 51 . 52 . 53 . 54 . . 71445 . 55 . 56 . 57 . 58 . 59 . . 71516 . 60 . 61 . 62 . 63 . 64 . 65 . . 71520 . 66 . 67 . 68 . 69 . 70 . . 71521 . 71 . 72 . 73 . 74 . 75 . . 71542 . 76 . 77 . 78 . . 71614 . 79 . 80 . 81 . . 71615 . 82 . 83 . 84 . 85 . 86 . . 71616 . 87 . 88 . 89 . 90 . 91 . . 71617 . 92 . 93 . 94 . 95 . 96 . . 71618 . 97 . 98 . 99 . . 71619 . 100 . 101 . 102 . . 71413 . 103 . 104 . 105 . 106 . 107 . . 71743 . 108 . 109 . 110 . . 71808 . 111 . 112 . 113 . 114 . 115 . . 71848 . 116 . 117 . 118 . 119 . 120 . . 71857 . 121 . 122 . 123 . 124 . 125 . . 71908 . 126 . 127 . 128 . 129 . 130 . 131 . . 71951 . 132 . 133 . 134 . 135 . . 71936 . 136 . 137 . 138 . 139 . 140 . . 72048 . 141 . 142 . 143 . 144 . 145 . . 72049 . 146 . 147 . 148 . 149 . 150 . . 72089 . 151 . 152 . 153 . 154 . 155 . 156 . . 72404 . 157 . 158 . 159 . 160 . . 72405 . 161 . 162 . 163 . 164 . . 72406 . 165 . 166 . 167 . 168 . 169 . . 71512 . 170 . 171 . 172 . 173 . 174 . 175 . 176 . 177 . 178 . 179 . . 45090 CABA . 180 . 181 . . 45232 CABA . 182 . 183 . . CSJN . 184 . 185 . 186 . 187 . 188 . 189 . . hidrolinea . . código 1 . 2 . . cartadoc fiscalFed . . acceso al habitat . . nuevo paradigma 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . . esacasoelagua . . interlocucion 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 7 . . dragados . . tolosa . 1 . 2 . 3 . 4 . 5 . 6 . 35889.patrimonios 1 . 2 . . index

a la Tolosa del Plata

homónima de la guipuzcuana y no menos sufrida.

De lo oculto en las obras prometidas

Nota: Una obra pudo evitar la tragedia de La Plata, pero fue postergada

El saneamiento del arroyo Del Gato espera fondos desde 2010

Por Pablo Morosi

A PLATA.- Si hay algo de lo que nadie duda es de que la principal obra para atacar la recurrencia de inundaciones en La Plata debe hacerse en el arroyo Del Gato. A tal punto que la tarea ya estaba proyectada y presupuestada desde hacía tres años, pero la definición de otras prioridades y la falta de fondos impidieron su concreción.

El costo de las tareas de saneamiento del arroyo Del Gato ascendía a 770 millones de pesos, por realizarse en varias etapas, según un plan integral de soluciones hídricas para la zona, elaborado en 2010 y que hasta el 2 de este mes descansó en el fondo de varios cajones en los despachos oficiales.

"Son obras para licitar, pero ahora, tras los sucesos de principios de mes , todo debe volver a ser estudiado", indicaron voceros de Alejandro Arlía, ministro de Infraestructura, Vivienda y Servicios Públicos bonaerense, del que depende la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas (Dipsoh), impulsora del postergado proyecto.

El arroyo atraviesa los barrios Melchor Romero, San Carlos, Ringuelet y Tolosa, para desaguar en el río Santiago y su cuenca abarca un área de 12.000 hectáreas, en la que viven unos 400.000 habitantes de los 650.000 de La Plata.

Ahora, desde el ministerio de Arlía se dice que se pedirán nuevos informes para adecuar los cálculos y las obras previstas a parámetros que contemplen soluciones a la medida de la última inundación.

Las obras proyectadas, que surgen del "Estudio de la cuenca del arroyo Del Gato", realizado a partir del trabajo de la Universidad Nacional de La Plata por la Dipsoh, en enero 2010, incluían la realización de derivadores y readecuaciones de las redes de desagües en el casco urbano de La Plata.

La Facultad de Ingeniería había hecho estudios sobre el arroyo Del Gato en 2003, cuando la ciudad era gobernada por Julio Alak, hoy ministro de Justicia de la Nación. En aquel momento, los expertos consignaron que "la recopilación de información efectuada en el municipio y de otras fuentes consultadas dio como resultado que aproximadamente el 50 por ciento de la cuenca global carecía de datos altimétricos y el 75 por ciento de información confiable. Además, su representación planimétrica se encontraba desactualizada".

Los sucesivos informes detallan la "degradación de los cursos naturales", y subrayan que en los terrenos inundables de la zona aledaña a los cursos de agua se produjo un fenómeno generalizado en los núcleos urbanos, esto es, la ocupación por pobladores de muy bajos recursos.

"De todos los sitios donde se detectaron esas situaciones, el más comprometido es el del arroyo Del Gato, desde la calle 13 y en el canal de la calle 11, por ser ésa la descarga natural de toda la cuenca y por la densidad de ese núcleo, que impide toda la tarea de mejoramiento de ese cauce", agrega el trabajo de la Dipsoh. Y advierte que, sin las obras planteadas, podría haber "severas inundaciones y anegamientos en distintas zonas del casco urbano y la periferia".

"El mantenimiento de las cuencas es responsabilidad de la provincia, pero ésta, de hecho, lo deriva a los municipios", reconoció.

El miércoles último, durante su mensaje al abrir las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, el intendente Pablo Bruera afirmó: "El problema central que tiene la ciudad, se sabe, es el arroyo Del Gato, y hay varios estudios que dicen eso". Bruera consideró que esas obras deben empezarse por el vecino partido de Ensenada "porque -dijo- es donde desemboca el arroyo, y nadie puede hacer una obra donde empieza el cauce".

Al igual que las autoridades provinciales, el intendente reconoció que los trabajos previstos y presupuestados ya no alcanzan. En ese sentido, dijo: "Quiero ser absolutamente claro porque esa obra que hay que hacer en Del Gato y que ahora hay que dimensionarla de otra manera no hubiese mitigado esto"

Mi inmediato comentario:

Duhalde y su alfil en la Dir. de Hidráulica HP Amicarelli ya en 1999 estaban informados del déficit, no sólo del Gato, sino en especial del Perez y Regimientos, afluentes del 1º. Es en las cercanías que siguen a la entrada de los deficitarios entubamientos donde se produjeron el 90 % de las muertes. Ver por http://www.hidroensc.com.ar/tolosa3.html Al igual que la mayoría, pensé en los tremendos déficits del Gato (aún me resulta un misterio cómo no hubo sólo allí un centenar de víctimas). Pero si éstos no están ocultos en el estuario, el problema se manifestó con mayor crudeza en los arroyos Perez y Regimientos.

Por eso la propuesta que tiene la DIPSyOH es desviar estas cuencas hacia el NO, ignorando todos los perfiles naturales del suelo. A esto llegamos cuando se ignora la hidrología en beneficio de los mercaderes de suelo y la ingeniería civil a su servicio, que siempre ignoran aquellas leyes que cuentan con soportes de hidrología y deciden dónde dejar libres los paleocauces. FJA

14.04.2013 | 10:31 . Votación: 5 - 0

Siguen estos otros

En primer lugar, el comentario de Bruera de que hay que empezar por Ensenada es un cuento chino que alguien le habrá puesto en el oído y que intentaremos destapar.

El perfil del área donde aparecen localizados más del 85% de los cuerpos de las víctimas reconoce cota de 7,5 a 10 m. La diferencia con la cota de Ensenada regala alturas para ver en ellas boyando el arca de Noé. Y amén de la diferencia bruta de cotas, también se nos regala la inmensa planicie aluvial capaz de absorber cien lluvias como las de 2/4/13 y así evitar que alcancen la cota donde se dieron las víctimas. Por esto resulta muy sencillo sugerirle a Bruera que se olvide de Ensenada.

En segundo lugar dice Bruera que hay que redimensionar al Gato (a partir de la calle 13 hasta el cruce del FFCC Roca). Sin duda cabe empezar por cumplir con el Código Civil arts 2340 y 2577 y devolver al dominio público todas las parcelas ocupadas con obras permanentes. Eso no es hacer obra de ingeniería, sino jurídica. Tarea que una vez cumplida dará buen ejemplo a unos cuantos, pobres y ricos.

Todas las líneas de color magenta que apuntando en dirección NO son visibles en el gráfico publicado en esta nota en La Nación, muestran lo que callan. Y ésto es, que con soluciones contra Natua están tratando de sacar agua del Pérez y del Regimientos para mandarlas al Gato.

La exhibición de tanta necedad, por no llamar ocultamiento, es inevitable

Este planteo de desvíos contra Natura es fruto bien evitable si se respetaran los paleocauces, que tan poco afecto gozan en ingeniería hidráulica, que así aparece tardía redentora proponiendo estúpidas obras, tras guardar silencio cuando veían a los mercaderes comiéndoselos a prisa.

Ver estos perfiles de suelo mostrando los notables cañadones naturales que quedaron invadidos porque el premiado planteo de la urbe de La Plata los resolvería con entubamientos. Aquí están las consecuencias y no obstante nunca vemos a la ingeniería hidráulica hacer defensa oportuna de paleocauces. Sino por el contrario, siempre acercar planteos ingenieriles para reparar en forma estúpida y mecánica, lo natural que nunca defendieron.

Holgadas cotas para que los paleocauces no sólo operaran resguardos a eventos de 1000 años de recurrencias, sino para que la ciudad de La Plata fuera festajada por sus espacios naturales inscriptos en medio de la traza urbana , como lo es Toronto.

 

Sin embargo, vuelvo a repetir, no hay nada más alérgico a un mercader de suelos que la medicina hidrológica. Ni nada más sencillo que comerse crudas esas pocas y breves leyes que cuentan con soportes de hidrología. Ni nada más sencillo que seguir mintiendo. Materia prima de cualquier política.

Agradezco a mi Querida Musa Alflora Montiel Vivero.

Francisco Javier de Amorrortu, 15 de Abril del 2013